‘Masters of Sex': Me quedo a ver el segundo capítulo

| 2 octubre, 2013 | 2 Comentarios

MASTEROFSEX

El lunes 30 de septiembre fue día de estrenos en Canal+, que ofreció en primicia los primeros episodios de las series Master of Sex y Hello Ladies, así como la vuelta de la desvergonzada comedia de HBO protagonizada por Danny McBride, De culo y cuesta abajo.

De Hello Ladies, una comedia de humor incómodo a cargo de Stephen Merchant, cocreador, junto a Ricky Gervais, de The Office y Extras, nada diré, ya que no he tenido oportunidad de ver esta primera entrega, estrenada en Canal+ 2 solo un día después que en Estados Unidos. La serie narrará las vicisitudes de un perdedor que, convencido de que es un tipo encantador, viaja desde Inglaterra hasta Los Ángeles en busca de la mujer de sus sueños. Colaboran en los guiones Lee Eisenberg y Gene Stupnitsky (The Office), mientras que en el reparto Merchant está acompañado por Christine Woods (FlashForward), Nate TorrenceKevin Weisman (Alias).

Tampoco me extenderé hablando sobre De culo y cuesta abajo (Canal+ 2, 21:30 h.), la comedia creada por Will Ferrel y Adam McKay sobre un jugador de béisbol en horas bajas que regresa a su pueblo natal para entrenar un equipo de instituto. Pero sí me gustaría detenerme en el tercer estreno del Canal+, Masters of Sex, la historia de la psicóloga Virginia Johnson, interpretada por Lizzy Caplan (New Girl, Monstruoso),  y el ginecólogo William Masters, encarnado por el actor Michael Sheen (Midnight en París, El desafío Frost contra Nixon), quienes, en los años 60, fueron pioneros en el estudio científico del sexo y de sus efectos en el cuerpo humano y desencadenaron una revolución sexual. Sus estudios cambiaron el modo de ver las relaciones de pareja en la sociedad estadounidense del momento y les llevaron a abrir el instituto Masters and Johnson, en San Louis, desde donde cambiaron el modo en que el mundo percibía la sexualidad e iniciaron el camino de la terapia sexual.

Creada por Michelle Ashford, la serie es una adaptación del libro de Thomas Maier Masters of Sex: The Life and Times of William Masters and Virginia Johnson, The Couple Who Taught America How To Love. El capítulo piloto, el único que se ha podido ver hasta el momento, está dirigido por el nominado al Oscar John Madden (Shakespeare in Love, El exótico hotel Marigold), también productor ejecutivo de la serie, y cuenta con las interpretaciones de Caitlin Fitzgerald (Gossip Girl), Nicholas D’Agosto (Heroes, The Office), Teddy Sears (American Horror History), el ganador de un Emmy y un Globo de Oro Beau Bridges (Los descendientes) y Margo Martindale (Million Dollar Baby y La Huérfana).

Ambientada en los años 50 y 60, se trata de una serie de época, pero a diferencia de producciones como la sobrevalorada Mad Men o la efímera Pan Am, la ambientación no se convierte en una excusa para un vacío ejercicio de estilo. Masters of Sex refleja bien esa época histórica, pero no solo a través de la elegancia del vestuario de esas décadas o de su vanguardista decoración, que hoy nos resulta tan naíf, sino sobre todo mostrando los principios que regían las relaciones personales, las normas y constricciones sociales, el ambiente de una época. La consideración de lo femenino, la represión de la sexualidad, la obsesión por la maternidad de la mujer, presionada por la sociedad, los tabúes… son algunas de esas cosas intangibles que están en la serie y que muestran mejor que las poses de fumador empedernido y bebedor compulsivo de los hombres de la Sterling-Cooper-Draper & Pryce cómo fueron esas décadas del siglo XX en Estados Unidos.

Y los personajes de Masters of Sex están comedidos y tienen encanto, algo que últimamente se echa en falta en muchas producciones, con las que sucede que al espectador le importa una higa si los protagonistas viven o mueren porque no son capaces de generar empatía. Y eso, a pesar de que la serie guste, sea original y entretenida. Es un poco el caso de Revolution. ¿O es que alguien me va a decir que le apenaría la muerte del soso de Miles Matheson (Billy Burke) o de su llorosa cuñada Rachel, encarnada por la intensísima Elizabeth Mitchell? ¿A alguien le importó que la liante mujer del protagonista de The Walking Dead pasara a mejor vida?

Pues, yo sí quiero saber lo que les ocurrió a Masters y Johnson, y cómo se enfrentaron a la mojigatería de su época para abrir los límites de la ciencia. Así que esperaré al episodio dos.

P.D.: Por cierto, que SyFy estrena esa noche, a las 22.25 h., el primer episodio de la segunda temporada de Revolution. No se lo pierdan, porque la luz sigue siendo un misterio cuasi-sobrenatural en esta serie producida por J.J. Abrams y Brian Kripke (Supernatural).

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Category: Series

Comentarios (2)

Trackback URL | Comentarios RSS Feed

  1. Dulce dice:

    Están entretenida algunas series que han salido, me divierte ver el tipo de comedia de Hello Ladies donde le tienes lástima a Merchant y te da vergüenza ajena lo que les pasa a todos, es gracioso y no es de pensar mucho o muy elaborada, relaja.

  2. Dani dice:

    ME encanta lo que HBO ofrece con esta serie, sin duda Masters of Sex es una serie que tiene una propuesta muy original, me gusta lo que están haciendo con la mancuerna Caplan-Sheen.

Deja un comentario