Diez razones para ver ‘Homeland’

| 10 abril, 2013 | 0 Comentarios

Homeland, en breve en Cuatro

Homeland, en breve en Cuatro

PORQUE SE LO LLEVA TODO

Las dos últimas convocatorias de los Globos de Oro han reconocido a esta serie de Gideon Raff, Howard Gordon y Alex Gansa como el mejor drama televisivo, y sus actores protagonistas, Damian Lewis y Claire Danes, se han llevado en 2012 y 2013 los Globos de Oro a mejor actor y actriz de serie en el apartado de drama. Los Emmy tampoco se han portado mal con el equipo técnico y artístico de la serie, que logró en 2012 seis de los citados galardones. En total, Homeland ha acaparado 22 premios y 25 nominaciones en distintas convocatorias en las dos últimas temporadas.

POR SUS TIRABUZONES DE GUION
Lo de Homeland ya no son giros de guion, sino tirabuzones. La intriga no deja de crecer desde el minuto cero de la serie, aunque hay que decir que a partir del séptimo episodio de la primera temporada es cuando la intriga psicológica, la conspiración política y la acción toman un ritmo trepidante. Y cuando el espectador cree que ha llegado al culmen, la serie vuelve a sorprenderle. Nada ni nadie es lo que parece.

PORQUE LO MEJOR ESTÁ EN LOS POSTRES

Además de los giros y requete giros de guion, la serie va en continuo crescendo: los elementos dramáticos, la intriga y la acción llegan a su paroxismo en los episodios finales de temporada, de manera que la adrenalina del espectador se dispara en el último capítulo de la primera entrega y ahí le dejan con el subidón. Y si alguien cree que la segunda temporada puede ser, por ello, decepcionante, se equivoca. Los guionistas repiten la fórmula maestra y vuelven a meter al espectador en un parque de atracciones.

PORQUE NOS LA OFRECEN EN CRISTIANO

20th Century Fox nos ha hecho el favor de traducir del hebreo Hatufim, la serie israelí original que adapta Homeland. La producción hebrea es obra de Gideon Raff, que ha colaborado con Howard Gordon y Alex Gansa en la producción y en el guion de la versión nortemeamericana. Así, ya sea en inglés o en español ahora en Cuatro, hemos podido enterarnos de lo que le sucede a la protagonista, Carrie Mathison (Claire Danes), una oficial de operaciones de la CIA que, después de realizar una operación no autorizada en Irak, es reasignada a un centro de contraterrorismo en Langley (Virginia, EE.UU.). Allí conoce la noticia de que Nicolas Brody (Damian Lewis), un sargento de los Marines de EE. UU. considerado como desaparecido en combate desde 2003, ha sido rescatado en un puesto de un grupo terrorista islamista. El mundo entero reconoce en él a un héroe de guerra, pero Carrie tiene razones para considerarle un topo y para creer que prepara otro atentado en suelo estadounidense.

POR SER DIGNA HEREDERA DE ’24’

Si creen que Jack Bauer era el agente que más corría de la historia de la televisión, es que aún no han visto a Carrie Mathison volverse literalmente loca para conseguir revelar al mundo entero que el héroe de guerra Nicolas Brody no es lo que parece. Carrie, agente workalcoholic como Bauer, no duda para ello en montar un follón de vigilancia en torno al sospechoso sin que lo sepan inicialmente sus superiores en Langley, especialmente David Estes (David Harewood), director del Centro de Contraterrorismo de la CIA, con quien Carrie tuvo hace tiempo una difícil relación. Carrie, como el protagonista de 24, tiene sus propias reglas en esta nueva serie de espías a contrarreloj.

POR VER UN CASO DE LOCURA COLECTIVA

Tanta intriga política, tanto espía, thriller y acción quedan compensados por el drama de cada uno de los personajes principales. La protagonista tiene un extraño desorden psicológico, contra el que lucha durante toda la temporada y que ha de ocultar en su trabajo si quiere mantenerlo. Está por ver si lo consigue. Su superior directo y mentor, Saul Berenson, personaje interpretado por Mandy Patinkin, es un judío con tendencias depresivas al que su mujer acaba dejando por sentirse ella misma abandonada por su esposo, también adicto al trabajo. ¿Y qué decir del protagonista, un marine torturado durante ocho años al que unos terroristas islamistas han lavado el cerebro y convertido al Islam para que vuelva a su patria convertido en una bomba humana? Su mujer, Jessica Brody (Morena Baccarin), está también hecha un lío, pues durante ocho años se ha convencido de que su marido está muerto y ha decidido iniciar una relación romántica con el mejor amigo de su esposo.

PORQUE EL AMOR SIEMPRE ES MEJOR QUE GUERRA

Y a pesar de todo, los protagonistas deciden hacer el amor antes que la guerra. O sea, que se espían porque no se fían el uno del otro, pero luego acaban bajo las sábanas. No contamos más, pero ya se sabe que eso no puede acabar bien. ¿O sí? Tienen dos temporadas rodadas y una tercera aprobada para descubrirlo.

PORQUE MUESTRA EL MUNDO TRAS EL 11­-S

Homeland nos pone delante de los ojos la paranoia de la sociedad estadounidense tras el 11-S, en guardia permanentemente ante posibles amenazas terroristas de grupos islamistas. Pero la serie va aún más allá al criticar la política norteamericana que realimenta el miedo de sus sociedad. El Gobierno estadounidense no sale bien parado, pues le hace culpable de la muerte de inocentes como consecuencia de sus operaciones militares en países de Oriente Medio y de despertar con ellas el odio y el terrorismo islamista contra Occidente.

PORQUE ENAMORA A LA AUDIENCIA

La emisión en Estados Unidos del episodio piloto el 2 de octubre de 2011 tuvo una audiencia de 1,08 millones de espectadores, lo que convirtió a Homeland en el estreno dramático de mayor éxito en el canal Showtime durante los últimos ocho años. El episodio fue visto por un total de 2,78 millones de espectadores, contando las emisiones adicionales y el sistema de vídeo bajo demanda. El último capítulo de la primera temporada tuvo 1,7 millones de espectadores, es decir, el mejor final de temporada que cualquier otra serie de Showtime.

PORQUE SEDUCE A LA CRÍTICA

La prensa especializada también le ha dado, en general, buenas notas y ha aplaudido las actuaciones de Claire Danes y Damian Lewis. El crítico del periódico estadounidense The Washington Post, Hank Stuever, confesó estar “enganchado” a este show pos­t-­11/9 y calificó a Carrie Mathison como el “personaje femenino más fuerte” de la temporada de su estreno, 2011. TV Guide se mojó también y la consideró como el mejor programa televisivo de ese año. Nosotros no diríamos tanto, pero es una producción de lo más recomendable. Mucho mejor que engancharse, por ejemplo, a vergüenzas patrias como La voz.

Y PORQUE LE GUSTA A OBAMA

Si todo esto no le convence, habrá que añadir una opinión de peso, la del presidente estadounidense, Barack Obama, que confesó en su día a la revista People que Homeland estaba entre sus series favoritas. El presidente señaló entonces que, al margen de los deportes, Homeland y Boardwalk Empire son dos producciones que “hay que ver obligatoriamente”. Durante una cena celebrada en la Casa Blanca en honor al primer ministro británico, David Cameron, Obama tuvo la oportunidad de confesar a Damian Lewis, el protagonista de Homeland, que es un fan de la serie y que aprovecha que su mujer y sus hijas se van a jugar al tenis los sábados para ver alguno de sus capítulos.

Tags: , , , , , , , , ,

Category: Homeland, Series

Deja un comentario