Todos los secretos de Alien, el octavo pasajero

| 10 julio, 2012 | 1 Comentario

Sigourney Weaver en Alien, el octavo pasajero

Sigourney Weaver en Alien, el octavo pasajero

Quizá sepas todo de la saga de Alien, pero también puede que os consigamos sorprender. Con motivo del estreno de Prometheus, repasamos los secretos y las curiosidades de una cinta que marcó un antes y después para la ciencia-ficción.

El papel de Ripley dio muchas vueltas hasta que cayó en manos de Sigourney Weaver. En un primer momento, toda la tripulación del Nostromo iba a ser masculina hasta que Ridley Scott lo cambió. El desarrollo del personaje del teniente Ripley estaba concebido para Paul Newman. El director británico tomó esta decisión sobre todo para ajustar el presupuesto de la película. Posteriormente, Meryl Streep rechazó el papel. Hasta el momento de comenzar el rodaje Ridley Scott barajaba la posibilidad de que Veronica Cartwright interpretara a Ripley. Finalmente, una casi desconocida Sigourney Weaver -había debutado en el cine dos años antes con un pequeño papel en Annie Hall de Woody Allen- se convirtió en el personaje legendario de la teniente Ripley.

El guionista principal de Alien, Dan O’Bannon, pensaba el mismo dirigir la película. Pero cuando la historia pasó a la Fox de la mano de la pequeña productora Brandywine de Walter Hill, David Giler y Gordon Carroll, el estudio ofreció al primero dirigirla. Éste la rechazó por tener otros compromisos. Peter Yates, Jack Clayton y Robert Aldrich fueron las propuestas de Fox para la dirección del film, pero tanto los guionistas como Walter Hill, David Giler y Gordon Carroll no confiaron en ellos. El equipo de Brandywine decidió ponerse en contacto con Ridley Scott, impresionados por su ópera prima Los duelistas.

H.G. Giger trabajando en el Space Jockey

H.G. Giger trabajando en el Space Jockey

Los productores no sólo tuvieron el acierto de contar con Ridley Scott para dirigir Alien, el octavo pasajero; también enriquecieron el guion. Una de las aportaciones más importantes fue la de incorporar el personaje del androide Ash. De esta forma, añadieron una subtrama de intriga y conspiración que se convirtió en el hilo conductor de las siguientes secuelas. La compañía Weyland Yutani, que pasa casi inadvertida en Alien, el octavo pasajero, es un elemento clave en Prometheus. Además, bautizaron a la nave espacial con el nombre de Nostromo por la novela de Joseph Conrad. El nombre en el original era Snark pero durante buena parte del proyecto se llamaba Leviathan.

Durante el rodaje, tampoco la película tenía el título original, mantenía el nombre inicial de Star Beast. Pero la más interesante para los fans de Alien es la producción y el proceso creativo. Uno de los principales genios fue Hans Rudolf Giger -que vuelve a colaborar en Prometheus-. De la cabeza del diseñador salió la estética del Xenomorfo. Su obra Necronom V inspiró el extraterrestre más terrorífico del cine.

Las ideas de Hans Rudolf Giger dieron también forma al universo de Alien. El interior de la nave abandonada también corrió de su cargo. Ron Cobb y Chris Foss también formaron parte del equipo creativo, habían trabajado en anteriores proyectos con el guionista Dan O’Bannon. Ambos trabajaron en el desarrollo de exteriores y en darle forma a la Nostromo. Además, la idea de que la criatura tuviera ácido corrosivo en lugar de sangre fue de Ron Cobb. Una cualidad que daba al alien una sensación de imbatibilidad. Para la película incluso llegó a colaborar Moebius que realizó los esbozos de los trajes espaciales e instrumental.

Necronom V, de H.G. Giger

Necronom V, de H.G. Giger

Alrededor de Alien, el octavo pasajero se reunió uno de los equipos más creativos de la historia del cine. A pesar del escaso presupuesto de la película, la brillantez y la genialidad no se vio mermada. La escena del Space Jockey estuvo en el aire hasta última porque la Fox se negaba a aumentar el presupuesto para una escena. El ingenio de Ridley Scott salvó la escena. Soló se creo un fondo. Hans Rudolf Giger aerografió el fondo y la estatua del ser ancestral a mano. Para dar mayor inmensidad al escenario, el director utilizó a sus hijos vestidos de astronautas, puso debajo del alienígena una base giratoria para tener más ángulos de grabación.

El mismo set de rodaje fue utilizado para rodar la escena de la cámara de huevos. En principio esta sala se iba a localizar en pirámide que encontraba posteriormente la expedición. Dentro de la estructura la atmósfera sería respirable y estaba llena de iconos y jeroglíficos que representaba la cultura del Space Jockey. En ellos se describía el ciclo vital del Alien. La exigencia de la productora de recortar el metraje –el montaje original superó las tres horas- y reducir gastos obligó al equipo a situarla debajo de la tumba del piloto extraterrestre. La niebla y el efecto de luces que gobierna escena fueron prestados por la banda de rock The Who.

Bolajo Bolaji, el actor que interpretó a Alien

Bolajo Bolaji, el actor que interpretó a Alien

Durante el rodaje se emplearon tres aliens durante el rodaje. Uno de ellos era una maqueta; el segundo se trataba de un traje ocupado por Bolajo Bolaji, un miembro de la tribu de los Masai, que añadía un aspecto más temible a la criatura. Y otro lo vestía un especialista para las secuencias de acción.

La escena más famosa de Alien, el octavo pasajero, y una de la historia del cine, es la quebrantapechos. Fue preparada con minuciosidad y fue rodada a la primera y en una sola toma. Ridley Scott preparó la secuencia informando a todo el reparto que del pecho de Kane, el personaje interpretado por John Hurt, iba a salir la larva del alien. Sin embargo, omitió el detalle que la escena sería bastante sangrienta. Los actores no sabían que les iba a salpicar sangre. El director británico consiguió gran verosimilitud en la escena gracias a la sorpresa que provocó al resto de actores.

Para ejecutarla se utilizó un tronco artificial sobre el torso del actor con un detonador para esparcir una bolsa llena de sangre artificial y tripas de animales. La larva está basada en la obra de Francis Bacon, Three Studies for Figures at the Base of a Crucifixion.

En varias entrevistas, Ridley Scott ha reconocido que manejaba otro final para la película. Había previsto que en el alien le arrancara la cabeza de un mordisco a la teniente Ripley. La criatura tomaría los mandos de la nave de salvamento comunicándose con La Tierra. Los estudios desecharon este desenlace por su alto contenido violento y porque creía que no iba a gustar a los espectadores. Al final Ripley sobrevive, pero su pesadilla no terminó.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Category: Reportajes

Comentarios (1)

Trackback URL | Comentarios RSS Feed

Sites que enlazan a este post

  1. Todos los secretos de Alien, el octavo pasajero | 22 octubre, 2012

Deja un comentario