Sitges 2013: Película a película (13)

| 31 octubre, 2013 | 0 Comentarios

Zombis gafipastas, parados, nazis y una casa encantada como nunca has visto.

Una peli de zombis diferente.

Una peli de zombis diferente.

THE BATTERY

Dos escenas harán que se hable de esta película durante mucho tiempo. Por supuesto, una es la de la paja. No diré más. Y la otra es la de la espera en el coche. Un plano fijo de 10 minutos que es la gran prueba de fuego de esta cinta low cost. De hecho, el actor que está delante de la cámara durante esos desesperantes 10 minutos no sólo es uno de los protagonistas, también es su director y guionista, en una especie de salto al vacío ante el espectador que, en mi opinión, confirma el talento de Jeremy Gardner. Eso sí, más como cineasta que como actor, ya que el hombre está bastante sobreactuado la mayor parte del tiempo.

Plantear el clímax en off no es que sea una innovación, pero es una decisión coherente y casi siempre arriesgada que aquí aporta al film más de lo que parece a simple vista. Desde luego, la intención de Gardner era hacer una película indie de muertos vivientes. Llena de tiempos muertos, con una bonita fotografía y con su parcela crítica a la hora de presentarnos esa misteriosa y hermética comunidad de supervivientes que rechaza sistemáticamente los intentos de integración de estos dos jóvenes jugadores de béisbol (quién sabe si profesionales o no) que vagabundean por una Norteamérica casi vacía tras un apocalipsis zombi. Si uno sabe dónde se mete, The Battery es una experiencia gratificante.

Todo por la pasta.

Todo por la pasta.

CHEAP THRILLS

Nuestra siguiente producción de bajo presupuesto es aún más contundente. Una reflexión sobre la crueldad y la estupidez humana que más de una vez saca los colores a la audiencia. Porque es de esas películas que buscando la complicidad del espectador acaba poniéndole un espejo delante.

Su protagonista, un parado con esposa e hijo recién nacido, necesita desesperadamente algo de dinero, ya que tiene una orden de desahucio pesando sobre sus hombros. Querrá el destino que, tras encontrarse con un antiguo compañero de trabajo, también parado, estos se unan, en un pub de mala muerte, a la fiesta de una pareja bastante adinerada que está celebrando el cumpleaños de ella. Y este matrimonio tiene una manera bastante sádica y enfermiza de divertirse.  El primero que acepte y haga realidad los retos que los tortolitos les proponen, ganarán un dinero rápido, en efectivo y libre de impuestos. Cómo resistirse. Al principio, el juego no pasa de las bromas pesadas a terceros, pero una vez que los dos incautos se trasladan a la mansión de la parejita, la cosa se pone extrema, convirtiéndolos en auténticas ratas con forma humana en su lucha por llevarse la mayor cantidad de dinero posible.

Genuino pesimismo, humor negrísimo, algún que otro homenaje cinéfilo y un plano final memorable confirma Cheap Thrills como una de las grandes sorpresas de Sitges 2013.

El doctor Frankenstein en compañía de su zombi buzo.

El doctor Frankenstein en compañía de su zombi buzo.

FRANKENSTEIN’S ARMY

Nueva entrada en nuestro viaje por el cine low cost de 2013. Y una de las más divertidas por cochambroso que en conjunto resulte este found footage cuyos principales ingredientes son acción, humor, gore y una divertidísima galería de monstruos, todos ellos con motivos nazis. Así, tenemos al zombi mosquito, al zombi buzo, al zombi zancudo, al zombi manostijeras… una interminable galería de freaks que acaban convirtiendo la película en una verdadera fiesta para devotos del cine de terror más desmelenado, a cuenta de un pelotón ruso que se interna en territorio alemán con una misión de esas donde nada es lo que parece. Especialmente cuando se topen con las creaciones de un pariente del doctor Frankenstein que reanima cadáveres para convertirlos en perfectos soldados del Tercer Reich. En serio.

 

El extraño color de las lágrimas de tu cuerpo.

El extraño color de las lágrimas de tu cuerpo.

L’ETRANGE COULEUR DES LARMES DE TON CORPS

Y llegó la segunda obra magna de Sitges 2013. Gracias a una pareja de directores que ya nos sorprendieron con su ópera prima, Amer, allá por 2009. Bruno Forzani y Hélène Cattet, auténticos frikis del cine fantástico europeo, adoradores del giallo y de las mayores locuras producidas por el cine de género italiano, francés y español durante los años 70 y 80. Cineastas como Dario Argento, pero también Bigas Luna o Vicente Aranda (cuando eran algo más interesantes en sus comienzos) tiene mucho que aportar a su segundo largometraje, un auténtico paso de gigante, El extraño color de las lágrimas de tu cuerpo, que es como podría traducirse el título de esta especie de Manucristo encontrado en Zaragoza en clave de terror.

Un laberinto cinematográfico, una estructura narrativa en forma de muñecas rusas, una historia que contiene otra media docena de historias. Y todas ellas dentro de un vetusto edificio de apartamentos en el que ha desaparecido la joven amada de un hombre que allí descubrirá una macabra colección de sucesos, todos ocurridos en lo que se revela como una casa encantada, una enorme trampa donde el sexo, el amor y la muerte acaban por ser lo mismo.

Ojo, que esto es una experiencia, un trip en toda regla que es mejor degustar bien entonado de madrugada que por sorpresa a las cuatro de la tarde. Forzani y Cattet elevan al cubo el manierismo ya demostrado en Amer, con una dirección artística deslumbrante, una exquisita dirección de fotografía, un montaje formalista y una irresistible selección de musical cinéfila que echa mano de composiciones de gente tan maravillosa como Riz Ortolani, Stelvio Cipriani o Bruno Nicolai. No hagáis caso a los haters. Dejaos hipnotizar. Dejaos contagiar, leñe. Esto es cine. Del de verdad.

No te pierdas la siguiente entrega.

Tags: , , , , , , , , ,

Category: Reportajes

Deja un comentario