Nominaciones Oscar 2014: sorpresas y olvidados

| 16 enero, 2014 | 0 Comentarios

Oscar2014Olvidados

Si hay algo que nos gusta a los que anualmente seguimos casi religiosamente la lectura de los candidatos para competir por el oro de Hollywood son las sorpresas, a pesar de que esto signifique muchas veces que nuestros favoritos se queden fuera de los elegidos. La edición anterior fue especialmente rica en sobresaltos, sobre todo por ver cómo Michael Haneke colaba la muy europea Amor en las categorías principales, y Ben Affleck no obtenía mención a Mejor Director por Argo, la película que finalmente se llevaría el Oscar. Aunque este año no ha habido una osadía comparable –lo sentimos por La vida de Adele-, repasamos las ausencias y los candidatos más sorprendentes de la lista de nominados de los Oscar 2014.

 

Dos hombres y un (negro) destino

Tom Hanks y Robert Redford, grandes olvidados

Tom Hanks y Robert Redford, grandes olvidados

Con una nominación al Globo de Oro y otra a los premios del Sindicato de Actores, Tom Hanks parecía tener un puesto asegurado en la categoría de Mejor Actor por su trabajo en Capitán Phillips. La última vez que optó al premio fue en 2001 por Náufrago, y todo apuntaba a que volveríamos a oír su nombre en la próxima ceremonia. No va a ser así. Tampoco veremos a Robert Redford, que hace unos meses sonaba como el favorito para este apartado y se ha quedado en el camino con Cuando todo está perdido, título que ha resultado paradójicamente profético. Quizás era de esperar. Leyenda viva del cine, y creador del Festival de Sundance, Redford siempre ha obtenido más reconocimiento de la Academia de Hollywood por su labor tras las cámaras que delante de ellas: como actor sólo ha estado nominado una vez por su papel en El Golpe, y se llevó la estatuilla dorada al Mejor Director por Gente Corriente, premio al que también fue candidato en 1995 con Quiz Show.

Con estos dos pesos pesados fuera de esta categoría, la veteranía estará representada por Bruce Dern, que compite con Nebraska, de Alexander Payne. Lo tendrá difícil contra Matthew McConaughey  y Leonardo DiCaprio, quienes se la juegan con Dallas Buyers Club y El lobo de Wall Street, respectivamente. La inclusión a última hora en las terna de nominados de Christian Bale por La gran estafa americana ha sido sin duda la sorpresa más sonada en este apartado.

 

Meryl Streep: la nominación de hierro

Meryl Streep, la invitada que no puede faltar

Meryl Streep, la invitada que no puede faltar

Que la gran Meryl haya logrado su 18ª nominación al Oscar por Agosto puede que no le choque a muchos. Pero muchos blogs especializados estadounidenses hablaban de que la victoria de Amy Adams en la última edición de los Globos de Oro era una señal de que las posibilidades de ver de nuevo a la Streep sonreír falsamente en la gala cuando otra se llevara el oro a Mejor Actriz Principal se habían rebajado. Tampoco ayudaban las perlas que le lanzó a Walt Disney durante la entrega de premios de la Asociación de Críticos Norteamericanos, a la que Meryl acudió para apoyar y entregar el trofeo a la Mejor Actriz a su amiga Emma Thompson por su trabajo en Al encuentro de Mr. Banks, película que narra las tensas relaciones que hubo entre la creadora de Mary Poppins y el maestro del cine de animación. Durante su discurso, la Streep tildó al padre de Mickey Mouse de racista, misógino y antisemita, algo que muchos interpretaron como un auto-boicot a su probable candidatura por Agosto. Lo más curioso es que, al final, la más perjudicada con la nominación de Adams por La gran estafa americana ha sido Emma Thompson, quien se ha quedado sin la opción de volver a sentarse como nominada en esa platea que tantas veces pisó en los años 90. Lección número 1 para gurús de los Oscar: nunca subestimes el poder de la gran Meryl. Lección número 1 para candidatos al Oscar: nunca dejes que una competidora, por muy amiga que sea, te entregue un premio.

En cuanto a la categoría de Actriz Secundaria, la ausencia más remarcable es la de Oprah Winfrey por su celebrada vuelta al cine con El mayordomo, cuya nominación daban por segura hace meses. Sin embargo -y gracias al cielo, porque nos encanta-, Sally Hawkins, como la hermana proletaria de Cate Blanchett en Blue Jasmine, le ha arrebatado un puesto entre las cinco mejores actrices de reparto. En este apartado, la actual novia de América Jennifer Lawrence se las verá con una antigua portadora de ese título, Julia Roberts, quien vuelve a los Oscar con Agosto, trece años después de ganar la estatuilla por Erin Brockovich.

 

Los Coen, con la música a otra parte

Oscar Isaac en un fotograma de 'A propósito de Llewyn Davis'

Oscar Isaac en un fotograma de ‘A propósito de Llewyn Davis’

Su paso triunfal por el último Festival de Cannes, donde se llevó el Gran Premio del Jurado, y las buenas críticas no han bastado para que A propósito de Llewyn Davis se hiciera un hueco en las categorías principales. Este retrato de la escena folk neoyorquina de los años 60 sólo ha logrado dos menciones a Montaje de Sonido y Fotografía, siendo ignorada como Mejor Película, y más sorprendentemente, y como Mejor Guión Original. Parece que el amor de Hollywood por los hermanos Coen, ganadores del Oscar a Mejor Director por No es país para viejos en 2008, y candidatos en otras dos ocasiones en este apartado, se ha enfriado.

Por el contrario, el que parece tener encandilado a los académicos es David O. Russell, que lleva tres películas seguidas arrasando en las nominaciones. El cineasta vuelve a repetir la hazaña lograda el año pasado con El lado bueno de las cosas y consigue que La gran estafa americana tenga menciones en todos los apartados de interpretación, así como a Mejor Filme, Director y Guión, algo logrado en muy pocas ocasiones. O. Russell suma su tercera nominación por su labor tras la cámara, con Alfonso Cuarón (Gravity) y Steve McQueen (12 años de esclavitud) como principales rivales. Dios quiera que los académicos se acuerden de su infumable Extrañas coincidencias a la hora de votar…

 

Premios menores, grandes olvidos

El filme de Wong Kar-Wai tiene dos nominaciones

El filme de Wong Kar-Wai tiene dos nominaciones

Terminamos con un rápido repaso a otras categorías “menores” que también nos han llamado la atención por la ausencia de ciertos nombres. En el apartado de Mejor Película de Habla no Inglesa, una de las más caprichosas e impredecibles, las sorpresas ya vinieron en la primera criba con la que se reduce la lista de candidatas a nueve títulos. Tras la exclusión en esa fase de favoritas como Gloria, La bicicleta verde y Le passé, ha sido ahora The Grandmaster la que se ha quedado sorprendentemente fuera de las cinco nominadas finales. Su eliminación resulta aún más extraña si tenemos en cuenta que el filme de Wong Kar-Wai sí ha logrado dos menciones a Mejor Vestuario y Mejor Fotografía.

Igualmente inesperado resulta que Sarah Polley no haya visto reconocido su original Stories We Tell con una candidatura a Mejor Documental, así como las cero nominaciones de Rush, que parecía que iba a arañar bastante en los premios técnicos. Ni siquiera Daniel Brühl, nominado a Mejor Actor Secundario a los SAG y al Globo de Oro por ponerse en la piel de Nikki Lauda en el filme de Ron Howard, ha pasado el filtro.

Otra a la que echaremos de menos en la ceremonia del próximo 2 de marzo es a Lana del Rey, cuyo tema Young and Beautiful para la banda sonora de El gran Gatsby no ha sido seleccionada en la categoría de Mejor Canción. A quienes sí veremos, sin embargo, es a U2, que han logrado la única mención para Mandela, del mito al hombre gracias a la cara B, perdón, canción Ordinary Love.

Tags: , , , , , , , , , ,

Category: Destacados, Reportajes

Deja un comentario