No sólo existe The Artist, más películas del nuevo cine mudo

| 27 febrero, 2012 | 1 Comentario

La AntenaMichel Hazanavicius con The Artist ha elevado al cine mudo a los altares del cine comercial. La película está arrasando en taquilla con la bendición de la crítica. Ha recuperado un estilo, limitado en su tiempo por la técnica, encerrado en la jaula del olvido y sólo abierto para los cinéfilos. Pero el cineasta francés ha adaptado  la retórica del cine mudo a los nuevos tiempos para gusto de todos los consumidores.

Quien haya visto la película seguro que se le ha abierto el apetito de más cine mudo. Para que quiso Chaplin las palabras cuando un solo gesto provoca una sonrisa o tristeza, o ambas a la vez. Una de las pocas que habló dejó el discurso más famoso de la historia del cine en El Gran Dictador. Michel Hazanavicius bebe de los grandes desde Murnau a los orfebres del gesto como Jacques Tati. The Artist no es única en su especie en pleno Siglo XXI. Varios directores han tirado de repertorio de blanco y negro, siempre queda elegante en pantalla, y han silenciado a sus protagonistas, con menor éxito pero dejando películas interesantes.

La más parecida a The Artist es La Antena de Esteban Sapir. La fórmula, similar. Utilizar los resortes de los grandes clásicos del cine mudo. Esta producción argentina entronca  más con Metrópolis de Fritz Lang y otras de ciencia ficción para contar la historia una ciudad del futuro sin voz en manos de un maligno sin escrúpulos. La estética recuerda al expresionismo alemán llevado hasta el cómic con subtítulos como un elemento más de la escena.

Louis de Dan Pritzker narra cómo Louis Armstrong consigue su primera trompeta. La infancia del músico transcurre en una Nueva Orleáns casi de cuento de Dickens. En la película no falta el villano, las carreras aceleradas, gags y efectos del cine mudo. Por supuesto, hablando del maestro Armstrong la música adquiere especial relevancia tanto como recurso narrativo como unidad individual.

La tercera propuesta es una película de animación. Eso sí, muda. El ilusionista de Sylvain Chomet fue estrenada el año pasado y tuvo un éxito parecido a The Artist entre la críticas con premios y nominaciones importantes. La producción francesa recuerda a las antiguas películas de cine mudo. No en vano, está basada en un guión de Jacques Tati que no llegó a producir. El film destila la personalidad del actor francés. Por eso es imposible no meterla en esta lista.

El director canadiense Guy Maddin está alejado de todas convenciones. Su obra es tan personal que no busca alcanzar al gran público. A veces con títulos experimentales, Maddin no ha dudado en utilizar el cine mudo para probar nuevos espacios narrativos. Destacan dos obras Brand Upon the Brain!, un thriller gótico cercano al expresionismo alemán de principio del siglo pasado y la adaptación particular del Drácula de Bram Stoker en Dracula: Pages From a Virgin’s Diary. En esta última los personajes están interpretados por bailarines de ballet.

http://www.filmfocus-la.blogspot.com.ar/p/maraton-de-cine-bloggers.html

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,

Category: Reportajes

Comentarios (1)

Trackback URL | Comentarios RSS Feed

  1. Estupenda reseña sobre las nuevas películas mudas, fabuloso

Deja un comentario