No me llames nena: actrices que hicieron de hombres

| 25 enero, 2012 | 0 Comentarios

Glenn Close ha conseguido una nominación al Oscar por encarnar a una mujer que se hace pasar por hombre en Albert Nobbs. Antes que ella, otras actrices también dieron lo mejor ( y a veces lo peor) de sí mismas llevando pantalones. Repasamos las interpretaciones femeninas más varoniles del cine y la televisión.

Hillary Swank en Boys Don’t Cry

Hillary Swank en Boys Don’t Cry

La historia real de Brandon Teena, un joven que fue asesinado y violado por sus amigos después de que éstos descubrieran que en realidad era una chica, le valió su primer Oscar a esta actriz de rasgos masculinos. Swank volvería a llevarse la estatuilla cinco años después por otro personaje que los tenía muy bien puestos: la boxeadora de Million Dollar Baby. Nos ha acostumbrado tanto a verla en plan duro que cuando la ponen de femme fatale, como en La Dalia Negra, no cuela ni de broma.

Gwyneth Paltrow en Shakespeare in Love

Gwyneth Paltrow en Shakespeare in Love

En la época del teatro isabelino, las mujeres tenían prohibido subir a escena. Para cumplir su sueño de ser actriz, Viola, la hija de un rico comerciante, no duda en ponerse un bigote para hacerse un hueco en la nueva obra de un tal William Shakespeare. Con este papel, la Paltrow obtuvo una doble recompensa: se llevó a casa al Tío Oscar y dejó de ser sólo la novia de Brad Pitt. ¡Girl Power!

Julie Andrews en Víctor o Victoria

Julie Andrews en Víctor o Victoria

Ya nos olíamos que, en el fondo, Mary Poppins escondía una señorita Rottenmeier. Por eso, no nos extraña nada que Julie bordara a una cantante de ópera que finge ser un transformista que triunfa haciendo de mujer en un cabaret en esta comedia de su marido, el genial Blake Edwards (Desayuno con diamantes). Desde luego, en caracterización no se dejaron el presupuesto –con engominarle el pelo y ponerle un frac resolvieron la papeleta–, pero la Andrews lo suplió poniendo voz de resacosa y con su buen hacer. ¿Resultado? Su tercera y última nominación al Oscar a Mejor Actriz.

Barbra Streisand en Yentl

Barbra Streisand en Yentl

La cantante protagonizó, dirigió y coprodujo este musical que narra la odisea de una muchacha judía de un pueblo de Europa Oriental que, a principios del siglo XX, sueña con acceder a los estudios superiores, un privilegio reservado a los varones. Para ello, la joven le echa narices y se hace pasar por mozo. Barbara Streisand consiguió no dar el cante vestida como un garçon, y se llevó un Globo de Oro a Mejor Directora y Mejor Actriz de Comedia o Musical. Como anécdota, hay que señalar que Amy Irving, su compañero de reparto y ex mujer de Steven Spielberg, fue candidata a la vez al Oscar y al Anti-Oscar por su papel en la peli. ¡Agárrate los machos!

Cate Blanchett en I’m Not There

Cate Blanchett en I’m Not There

En esta marcianada de Todd Haynes (Lejos del cielo), la australiana nos dejó con la boca abierta al encarnar al mismísimo Bob Dylan. Su mimetismo con el autor de Blowing in the Wind parece cosa de brujería, tanto que Blanchett estuvo a punto de llevarse su segundo Oscar como Secundaria en 2008. Al final se lo quitó Tilda Swinton por Michael Clayton. Sin duda, este año se llevaba la androginia en la Academia.

Linda Hunt en El año que vivimos peligrosamente

Linda Hunt en El año que vivimos peligrosamente

Con un físico que recuerda a Galindo de Crónicas Marcianas, esta pequeña gran actriz brilló en la piel de un fotógrafo que ayuda a un periodista encarnado por Mel Gibson a denunciar los abusos contra los Derechos Humanos sufridos en Indonesia tras el derrocamiento del presidente Sukarno. Su excelente prestación se vio recompensada con la estatuilla dorada a la Mejor Actriz de Reparto, un premio a la medida de su talento.

Piper Laurie en Twin Peaks

Piper Laurie en Twin Peaks

Como buen culebrón que era, en la obra maestra catódica de David Lynch no podía faltar una pécora a la altura de Joan Collins en Dinastía. Piper Laurie, que muchos recordarán como la malvada madre de Carrie, interpretó a la maquiavélica Catherine Martell en esta serie que revolucionó la ficción televisiva en los 90. Su personaje moría, supuestamente, al final de la primera temporada, pero reaparecería unos episodios más tarde con el aspecto de Mr. Tojamura, un mamotreto japonés con bigote a lo Pancho Villa. Sólo Lynch podía tener tamaña ocurrencia….

Jane March en El color de la noche

Jane March en El color de la noche

Travestirse en pantalla no siempre da buenos resultados. Y si no, que se lo pregunten a Jane March. La actriz, conocida por protagonizar la adaptación cinematográfica de El amante de Marguerite Duras, se atrevió con un doble papel en este thriller erótico con Bruce Willis como psicólogo. March interpreta a Rose, una atractiva joven de la que se enamora el prota, y a uno de sus pacientes, Richie, un adolescente que quiere someterse a un cambio de sexo. Al final, ambos personajes resultan ser la misma persona. Rocambolesco, ¿verdad? A la pobre Jane le cayeron dos nominaciones al Anti-Oscar, una como Actriz Principal, por el rol de Rose, y otra como Actor Secundario, por su prestación como Richie.

NOTICIAS RELACIONADAS

 

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Category: Reportajes

Deja un comentario