Más de 65 producciones celebran los 25 años del Festival de la Presencia Autóctona de Montreal

| 30 julio, 2015 | 0 Comentarios

Cumple 25 años como uno de los festivales más importantes y más longevos a nivel internacional centrado en la cultura autóctona o la cultura de los primeros pueblos justo en el sitio donde se ha extendido la presencia humana durante más de 7.000 años. El Festival de la Presencia Autóctona de Montreal está de celebración con la proyección de más de 65 producciones que trae a Quebec la mejor selección fílmica desde Nueva Zelanda a Canadá, con gran presencia de filmografía latinoamericana.

Estamos ante una de las citas fundamentales del cine hecho por o sobre indígenas, de películas y vídeos donde prima lo ecléctico y la juventud adquiere protagonismo, y en donde asistiremos a varios estrenos mundiales. Entre ellos se encuentra el documental “Antigone” sobre Floyd Favel y su equipo, en su adaptación de la tragedia griega o la película “Nallula” del director Christian Mathieu Fournier, una representación sobre la sensibilidad de la comunidad Inuit. Producciones que también vienen con el sello inequívoco de la calidad que da el paso por otras citas internacionales como la Berlinale o la Bienal veneciana.

Imagen del documental “Antigone” sobre Floyd Favel.

Imagen del documental “Antigone” sobre Floyd Favel.

Este arte que se representa en el cine constituye uno de los pilares básicos del Festival y uno de los protagonistas esenciales. Una cita que impulsa las producciones indígenas de la mano de partners como la plataforma Wapijoni Mobile para fomentar la creatividad entre los jóvenes nativos, y la APTN (Aboriginal Peoples Television Network) que conducirá, en esta ocasión, unas clases magistrales con cuatro reconocidos cineastas nativos y que en la noche de apertura del Festival, firma el estreno mundial de “Circo Sin Fronteras“. En este documental se hace un recorrido por la capacidad del arte circense para establecer la conexión entre dos poblaciones distantes, la de los Nunavik en el norte y Gunea-Conakry que, debajo de las apariencias, tienen un fuerte nexo en común y más parecidos que diferencias.

Imagen de Cafe, representación cinematográfica de México en el festival.

Imagen de Cafe, representación cinematográfica de México en el festival.

En el cine que firma Latinoamérica encontramos una enorme variedad en las cerca de 20 producciones que optarán a los premios más importantes del festival y que nos llevan desde Brasil a Guatemala, pasando por Perú, Panamá, Argentina o México. Precisamente México viene con dos imporantes representaciones, el largometraje “Café” y la cinta “Chaparake“, dos documentales en la línea de los que firman reconocidos directores y que ahora muestran la continuidad de una tradición que recogen jóvenes cineastas de centro y suramérica. Nombres esenciales como Sebastián Sepúlveda (premio de la cinematografía en 2014) que participa fuera de concurso en la cita de la Presencia Autócona con la cinta “Niñas Quispe“, después de su paso por el Festival de Cine de Venecia.

En la celebración de la diversidad, de la cultura de los pueblos indígenas estas producciones proponen un viaje por la riqueza de los primeros pueblos en una cita única en su naturaleza, en la capacidad para integrar en una convocatoria internacional todas las artes: teatro en la calle, gastronomía, artesanía, conferencias y mesas redondas, master class cinematográficas, desfiles o música, por ejemplo.

Imagen de Niñas Quispe.

Imagen de Niñas Quispe.

Será precisamente la música el nexo de unión del origen y la actualidad del festival gracias al concierto de dos estrellas de la escena quebequesa, Floren Vollant y Richard Desjardins que vuelven a repetir, 25 años después de aquella primera convocatoria que se celebró en el año 1990, en el marco de la convulsa situación política de la crisis de Oka, sirviendo de puente en este aniversario.

Así, hasta el 5 de agosto, Montreal se erige con entidad propia con otra cita imprescindible para adentrarse en la cultura indígena. Desde la mítica Place des Festivals, donde se celebran las citas más importantes del panorama artístico canadiense, como el Festival Internacional de Cine o el de Jazz, hasta la cinemateca Quebequesa o las reservas indias de Kanehsatake, famosa por su resistencia, o Kahnawake, en las afueras de Montreal, estas proyecciones y muestra multicultural nos indican que estamos ante un Festival que ha conseguido hacerse un hueco en la extensa programación de ocio de una ciudad como Montreal, en el corazón canadiense de Quebec.

Tags: , , , ,

Category: Galerías, Noticias

Deja un comentario