‘Cumbres borrascosas’: el original punto de vista de Andrea Arnold

| 30 marzo, 2012 | 0 Comentarios

Sexta adaptación cinematográfica de una de las obras literarias más universales. La directora británica Andrea Arnold lleva Cumbres Borrascosas al cine con su visión personal.  El amor pasional entre Heathcliff y Cathy lo traslada a una granja de Yorkshire en Reino Unido donde la fuerza de la naturaleza toma un protagonismo especial. “Tenía claro que la naturaleza tenía que ser una parte importante de mi versión, y esto lo sabía desde el principio: la naturaleza puede ser bella y reconfortante, pero también brutal, egoísta, furiosa y destructiva a la vez. Heathcliff representa esa fuerza”, explica la directora.

Cumbres Borrascosas, de Emily Brontë, es sobre todo una historia de amor frustrado, de obsesión y de venganza. Para la directora es una obra que le marcó profundamente, “es gótica, feminista, socialista, sadomasoquista, freudiano, incestuoso, violento y visceral”. De ahí el respeto yadmiración que muestra al libro. “Nunca me han gustado las adaptaciones. Los libros tienen un lenguaje muy diferente del cinematográfico y suelen estar completos tal y como son. Tratar de plasmarlo todo eso en una película era una tarea ambiciosa y casi absurda. Ningún intento le haría justicia al libro. Pero no tenía elección: cuando me he hecho a la idea de alguna cosa, ya no puedo dejarlo, por más difíciles que se pongan las cosas”.

La atmósfera lúgrube del libro también impregna la película en mitad de las llanuras británicas. “Quise rodar en una vieja granja, porque siempre supe que así debía ser y no en una gran mansión sobre una colina. Y también por ello quise cuidar el sonido para que se oyera todo: los animales, el viento, los golpes, las palmadas, los gañidos, los gritos, el llanto, el dolor”, dice Arnold; en ausencia de música.

La cinta está protagonizada por James Howson y Kaya Scodelario. Parte del reparto lo forman actores no profesionales. Una seña de identidad de la directora que suele contar con intérpretes aficionados.

La versión más famosa es la de 1939, el clásico romántico de Hollywood dirigido por William Wyler y protagonizado por Laurence Olivier y Merle Oberon. La primera adaptación cinematográfica conocida data de 1920, a cargo de A. V. Bramble, aunque no ha sobrevivido ninguna copia. Luis Buñuel hizo una interpretación desde el punto de vista católico en Abismos de pasión (1954), ambientada en México y protagonizada por Jorge Mistral. En 1985, Jacques Rivette llevaba los personajes de Brontë al campo francés de los años treinta en Hurlevent. La adaptación de Yoshishige Yoshida, Arashi ga Oka (1988), está ambientada en el Japón feudal.

Tags: , ,

Category: Galerías, Noticias

Deja un comentario