Jean-Jacques Annaud: “Solo en el desierto puedes oír tu corazón”

| 21 enero, 2012 | 0 Comentarios

Rodaje de Oro Negro con Antonio Banderas y Jean-Jaques Annaud

Con motivo del estreno en salas de cine de la película Oro Negro, desde Cinemastric tuvimos oportunidad de entrevistar al director de esta cinta que llega el viernes 20 de enero a los cines y que está protagonizada por Antonio Banderas y Freida Pinto. El director francés Jean-Jacques Annaud de 68 años ha venido a presentar a la capital española su último filme, Oro negro, donde pretende mostrar los inicios del conflicto entre occidente y oriente por el control del petróleo. Este Oro negro que mueve países enteros y que según el propio director de Siete años en el Tibet enfrenta a países en una aventura que volvemos a vivir en nuestro presente.

Con un tono casi místico, Annaud nos habla de la belleza del desierto donde fue rodada Oro negro, un lugar que según comenta “es el único que te deja oir tu corazón“. “Estás tú y tu camello y es lo único que cuenta“. Películas como Enemigo a las puertas o El nombre de la rosa avalan la carrera de este hombre afable con el que tuvimos oportunidad de hablar de cine y mucho más.

CINEMASTRIC:  ¿Qué nos vamos a encontrar en Oro negro, su nueva película?
JEAN-JACQUES ANNAUD: La película cuenta con varias capas. Primero yo la describiría como una película épica y de aventuras. Desarrollamos la Arabia con la que siempre hemos soñado. El sabor de las noches de Arabia en Las mil y una noches o de Serezade. Todo ese ambien, por supuesto. También queríamos plasmar el cambio que la sociedad está experimentando en el último siglo donde de repente hemos tenido que afrontar un gran cambio en la civilización y cuánto de conservadurismo o de modernidad deberíamos aceptar para poder llevar a cabo nuestras vidas. Sabemos que muchos de los países árabes fueron demasiado lejos en una sola dirección, dejando fuera muchos aspectos “peligrosos” de nuestra civilización conduciendo demasiado rápido en lo desconocido y encontrándose con un difícil aterrizaje debería decir.

CINEMASTRIC: Uno de los personajes de la película es el desierto. ¿Cómo se desarrolló el rodaje en pleno desierto?
JEAN-JACQUES ANNAUD: El desierto es algo bastante extraño porque elimina todos los detalles. No tienes apoyos, te tienes a ti mismo y a tu camello y a tu corazón que puedes oir palpitar. Es el único lugar en el mundo donde puedes oir a tu corazón. Es el único lugar donde puedes oir el palpitar de la sangre hacia tu cuerpo. La gente que ha conocido el desierto sabe que es un lugar muy espiritual. Es un sitio en donde piensas sobre la vida y sobre grandes ideas. Por cierto, es importante saber que la mayoría de las religiones han surgido el lugares desérticos, poque se trata de un lugar de abstracción lo que es muy agradable para un cineasta porque tienes el esplendor y el terror de la zona. Es un poco como ocurre con el mar. El mar es otra clase de desierto para nosotros. En lo que tiene que ver con las películas, como en el desierto no hay nada más te centras en los personajes. Te dentras en la soledad de tus personajes que actúan en relación a sus problemas. Gracias por decirme que es un personaje importante de la película. Es cierto que cuando ruedas en el desierto el poder del medioambiente es parte de la construcción de la historia que tienes en la cabeza.

CINEMASTRIC: ¿Se puede ver una diferenciación entre los árabes musulmanes que quieren una aproximación a accidente y una modernización y los más tradicionalistas? ¿Un poco como ocurre en la actualidad?
JEAN-JACQUES ANNAUD: No es únicamente en el mundo árabe. Por favor, recuerda como desarrollamos la invención de los trenes cuando algunos pueblos se negaban a la llegada del tren a sus ciudades. Hoy despareces del mapa si no hay una estación de tren en tu ciudad. Así que por supuesto en los años 30 cuando las primeras gotas de petróleo fueron descubiertas enel mundo árabe muchas personas no querían explotar el oro negro a pesar de las riquezas que esto daba. Por otro lado, otros países fueron muy lejos y se lanzaron a explotar. Los problemas que tenemos hoy en día vienen de entonces. Ellos negaron años de civilización y saltaron a algo que no controlaban y se perdieron y tenían a mucha gente insatisfecha porque no eran parte de la modernidad. Fueron más tradicionales porque ya no eran aceptados de la otra manera. ¿sabes lo que fue más extraño para mí? Que por supuesto era muy extremo en el mundo árabe, pero esto es algo a lo que estamos haciendo frentetambién hoy. Estamos metidos en la misma aventura que lo que pasó a principios del siglo XX. Es muy similar a lo que aquellas personas experimentaron en su día.

Tags: , , , , ,

Category: Entrevistas

Deja un comentario