Antonio Méndez Esparza: “Tenía miedo de caer en los tópicos sobre la inmigración”

| 2 marzo, 2013 | 0 Comentarios

El director de Aquí y allá, Antonio Méndez Esparza.

El director de Aquí y allá, Antonio Méndez Esparza.

La crisis económica se ha llevado de las portadas de los medios de comunicación a las pateras llena de subsaharianos. Sin embargo, la inmigración sigue estando ahí en estado de espera. No porque no exista, sino porque las dosis de drama ya está cubierta por la propia desgracia del paro, desahucios, quiebras y casos de corrupción. Pero, la inmigración es un fenómeno imperecedero y universal. El director Antonio Méndez Esparza lo sabe bien, formado cinematográficamente en Nueva York, ha realizado tres cortos que giran alrededor sobre esta temática, y ahora da el salto al largometraje con Aquí y Allá que cuenta la historia de un inmigrante mexicano que vuelve a casa después de estar trabajando en situación irregular en Estados Unidos. “Me dio miedo caer en el tópico. En México hasta hay un subgénero. He estado alerta en todo momento para no caer en ellos”, afirma. Su mirada de extranjero contando una realidad ajena le creaba dudas. “Era el riesgo que corría pero justificaba estar allí y hacer la película”. Está contento por el recibimiento que ha tenido la película en los festivales de México y, sobre todo, en Copanato Yac, un pueblo del estado de Guerrero, donde se desarrolla buena parte del filme y donde fue proyectada.

Antonio Méndez Esparza pone la cámara donde muy pocos lo han hecho, en la vuelta a casa del inmigrante, y con las ganas de descubrir una realidad desconocida. Pedro De los Santos, el protagonista de Aquí y Allá, trabajó con él en su anterior corto, Una y otra vez, y le contó que se volvía a México. “En ese momento surgió la idea de contar la historia”, cuenta el director, “inicialmente no contemplo la dificultad del reencuentro de Pedro con su familia y las historias que suceden en el pueblo”.

Aquí y allá de Antonio Méndez Esparza

Aquí y allá de Antonio Méndez Esparza

Con un guion cerrado debajo del brazo y la película en la cabeza, “una vez allí la historia cobra otro sentido”. Lo que sí tenía claro es que iba a rodar con actores no profesionales como en sus anteriores trabajos. Una apuesta arriesgada pero que da un realismo a la película como si la acción se grabara en tiempo real. “Al desconocer una realidad, lo más lógico es contar con la gente del pueblo construyendo la película a partir de referentes”, explica Antonio. La mayoría de escenas estaba contemplada en el guion, aunque la improvisación juega un papel determinante en el rodaje. “Los diálogos eran de los propios actores, sólo les ponía en situación”.

El director rehúye de la palabra documental porque la historia de Aquí y allá es ficción. “Siempre pienso en ello, los escenarios son reales pero las situaciones que grabas no lo son, aunque utilizas cosas que pasan en ese momento para la película. Al final mediatizas la realidad pero la línea entre el documental y la ficción es muy fina”.

Si lo es para el director, para el espectador del filme los es aún más por el realismo de la película. Se siente como testigo en primera persona. Sin embargo, la película esconde más de lo que muestra. “Huyo del dramatismo cinematográfico”, explica Antonio Méndez. La película avanza más allá de la inmigración y se convierte en una película sobre la familia y recuperar el tiempo perdido. Los problemas, las dudas y esperanzas de los personajes son escondidos como si fueran demasiados tímidos para mostrarse abiertamente. “Los habitantes de Guerrero son así, muy introvertidos. Emigrar a Estados Unidos ante la falta de oportunidades está presente en todos, al igual que el riesgo que entraña el viaje, que lo pueden pagar con la vida; pero no quería mostrarlo explícitamente”, respetando la personalidad real de los protagonistas, “tienen una dignidad admirable”.

Tags: ,

Category: Entrevistas, Galerías

Deja un comentario