Atlántida Film Fest: cinco recomendaciones para una gran selección

| 8 abril, 2013 | 0 Comentarios

La tercera edición del certamen online de cine inédito, disponible en Filmin desde el 22 de marzo hasta el 22 de abril, recoge 36 títulos nacionales e internacionales no estrenados en salas españolas. Atlántida Film Fest, además de una excelente oportunidad  para acercarse a los últimos trabajos de reconocidos autores premiados en diferentes festivales, es también un impagable escaparate para descubrir a otros cineastas invisibles cuya obra, a pesar de su interés, probablemente no llegue nunca a encontrar distribución en nuestros cines. Con tanto buen cine para elegir sabemos que es difícil saber por dónde empezar. Para ayudarte, aquí tienes nuestras recomendaciones.

 

The We and The I

The We and the I de Michel Gondry

The We and the I de Michel Gondry

Michel Gondry ya demostró en su documental L’épine dans le coeur, inédito en España, que detrás de su apabullante imaginación visual de encantador de serpientes se escondía también un delicado analista de emociones. El particular retrato que el cineasta francés hacía de la complicada relación materno-filial entre su tía Suzette, una anciana profesora de la región de Cevennes, y su primo Jean-Yves contenía momentos de exquisita belleza. Con The We and the I, Gondry vuelve a volar alto, esta vez a través de un relato coral sobre un grupo de adolescentes del Bronx captados en su viaje de vuelta en un autobús de línea después de su último día de instituto.

La tensión entre la imagen que proyectamos y aquello que ocultamos guía este largo trayecto de más de hora y media donde cada pasajero lleva a cuestas una historia personal empapada de angustia teenager. Funcionando como una metáfora del paso a la vida adulta, este autobús alberga en realidad un microcosmos de relaciones donde la humillación pandillera y las travesuras típicas de la edad; las risas virales de un vídeo compartido a través del móvil y la aparente frivolidad no son más que mecanismos de defensa frente a la tormenta que todos se barruntan. Definitivamente, Gondry se ha hecho mayor como cineasta.

 

Compliance

'Compliance' de Craig Zobel

‘Compliance’ de Craig Zobel

Si antes de comenzar esta película no nos advirtieran de que está basada en un hecho real, pensaríamos que esta historia carece de todo tipo de verosimilitud. Paradójicamente, prevenidos de que lo que vamos a ver ha sucedido realmente, uno no tiene ninguna duda de que esto y cosas más descabelladas pueden acontecer cada día. Los inexistentes límites de la estupidez humana tienen esa curiosa capacidad de ponernos a todos de acuerdo. Revelar algo del argumento sería ir contra la efectividad de un filme que, según avanza, deja al espectador con los ojos cada vez más abiertos por lo delirante de la situación.

El tremendo papelón de una encargada de un restaurante de comida rápida que, guiada por la voz de un desconocido amo, traspasa la barrera de lo tolerable resulta una admirable radiografía de la sorprendente facilidad con la que el hombre se somete a cualquier tipo de autoridad. Enmarcada en la actual crisis económica que sacude el mundo, Compliance también funciona como espejo de una realidad en la que las clases más bajas sufren las consecuencias de una recesión que los deja a merced de las prácticas más abusivas de aquellos que dirigen el cotarro. Si a esto le sumamos la precisa dirección de Craig Zobel, que no pierde nunca el ritmo a pesar de la limitación espacial, y una excelente Anne Dowd injustamente olvidada en los Oscar de este año, tenemos una de las películas más sorprendentes de la temporada.

 

Después de Lucía

'Después de Lucía' de Michel Franco

Después de Lucía’ de Michel Franco

El guionista-productor  Michel Franco se hizo con el premio de Una cierta mirada en el último festival de Cannes con esta tremenda historia de acoso escolar ambientada en un liceo para niños de papá de la capital mexicana. Deprimido por la muerte de su esposa, un cocinero se muda con su hija Alejandra a México D.F. con la idea de dejar atrás todo lo que le recuerde el trágico suceso. Aunque la joven parece integrarse en su nuevo instituto, sus compañeros de clase pronto se revelarán como unos seres mezquinos y amorales dispuestos a humillarla con mil perrerías.

Después de Lucía es de esas películas en las que el espectador se indigna tanto por las vejaciones que contemplas que daría lo que fuera por entrar en la pantalla y hacer justicia. Como en Funny Games de Michael Haneke, Michel Franco nos sumerge en una situación cada vez más insoportable, al borde del sadismo, destilando el aroma de una sociedad nauseabunda capaz de engendrar en nosotros los sentimientos más misántropos. Por si esto no fuera poco, el cineasta sostiene los planos de manera angustiosa, mostrándonos en toda su crudeza las escenas de bullying. Pero lo más terrorífico está al final. Una catarsis que hiela la sangre y que nos deja con un dilema moral en la cabeza al que quizás no queramos dar respuesta.

 

Like Someone In Love

'Like someone in love' de Abbas Kiarostami

Like someone in love’ de Abbas Kiarostami

Si con Copia certificada Abbas Kiarostami abandonaba Irán para rodar su primera película en Europa, concretamente en Italia, ahora se traslada a Japón en un nuevo viraje en su carrera que puede desconcertar a los seguidores del director. La pesadez y trascendencia filosófica de su anterior trabajo da paso a una historia aparentemente ligera y, lo más chocante viniendo de él, divertida que nos mantiene intrigados hasta su no-desenlace.

Kiarostami continúa con sus reflexiones sobre la identidad, en esta ocasión a partir del encuentro de una estudiante de sociología que lleva una doble vida como prostituta y un anciano profesor universitario jubilado. Cuando el novio de la primera los ve juntos por la calle, el maestro deberá fingir que es su abuelo para evitar una catástrofe, un giro típico de comedia de enredo que en manos de Kiarostami se convierte en un nuevo y sugerente material para seguir experimentando con su discurso cinematográfico.

Like Someone In Love podría pasar por un raro fast food de su director, pero momentos como el viaje en taxi de la protagonista mientras escucha los mensajes de voz de su abuela son pura magia en celuloide que confirman una vez más su dominio de la emoción en tiempo real.

 

Post Tenebras Lux

'Post Tenebras Lux' de Carlos Reygadas

‘Post Tenebras Lux’ de Carlos Reygadas

Desde su ópera prima, Japón, mención especial de la Cámara de Oro de 2012, Carlos Reygadas ha sido amamantado por el Festival de Cannes, que ha acogido todos sus trabajos posteriores hasta llegar a Post Tenebras Lux, que le valió el premio al Mejor Director en la pasada edición del certamen. El cine de Reygadas no es de fácil digestión, y su nueva película es quizás la más opaca de todas.

Post Tenebras Lux se inicia con una niña, la propia hija del cineasta, que corretea en el campo con unos perros mientras la noche empieza a caer, trayendo una tormenta que alumbra con sus relámpagos el rostro de la pequeña. Acto seguido, la silueta incandescente de un demonio entra en una casa, ante la atónita mirada de otro niño que contempla como el diablo entra en la habitación de sus padres.

Este tipo de imágenes impactantes, de una gran belleza plástica, pueblan el último filme de Reygadas, un relato con toques autobiográficos cuyos saltos temporales y momentos alucinógenos conforman una obra impermeable a cualquier explicación lógica. La fascinación del director por las escenas de sexo turbadoras, los cuerpos decrépitos y poco apolíneos y la dilatación temporal encuentran su máxima expresión en una cinta que parece surgida de una pesadilla vivida en estado febril. Tu retina no la olvidará fácilmente.

Tags: , , , , , , , , , , , ,

Category: Agenda, Destacados

Deja un comentario