Tenemos que hablar de Kevin: La madre del monstruo

| 16 marzo, 2012 | 1 Comentario

Tenemos que hablar de Kevin y su reparto infantil

Tenemos que hablar de Kevin y su reparto infantil

 

Si estás esperando un hijo o tienes intención de encargarlo, ni se te ocurra ir a ver el nuevo trabajo de la directora Lynne Ramsay (Morvern Callar). La cineasta escocesa adapta la excelente novela de Lionel Shriver, un retorcido, sorprendente y turbador relato que describe la enfermiza relación que una madre mantiene con su hijo, una “joyita” que, desde sus primeros balbuceos, declara la guerra a su progenitora.

Tenemos que hablar de Kevin

Fotograma de Tenemos que hablar de Kevin

De entre todos los viajes que ha realizado, Eva (Tilda Swinton), una escritora de guías turísticas que ha recorrido el mundo entero, el de la maternidad es quizás el único que nunca quiso emprender. Sin embargo, el deseo por contentar a su marido, un hombre anodino que representa a la perfección el idealismo del sueño americano, la empuja a quedarse en estado. Sus sentimientos ambivalentes hacia el ser que aloja en su vientre atormentan a Eva y le crean un complejo de culpa que su hijo, viva personificación del Mal, manejará a su antojo. Y hasta aquí puedo leer… Desvelar algo más del argumento iría en detrimento de una historia que funciona mejor si el espectador cuenta con poca información previa.

La complejidad temática y narrativa del texto original no hacía fácil su adaptación al cine. Estructurada a partir de las cartas que Eva le escribe a su marido ausente, donde la protagonista repasa los trágicos acontecimientos que la llevaron a su situación actual, la novela componía un profundo y matizado estudio psicológico femenino con final sorpresa. Resulta loable que, para trasladar a la pantalla el contenido de tanto material en primera persona, Lynne Ramsay no recurra ni una sola vez a la artificiosa voz en off. Como en toda adaptación, mucho se queda en el camino, pero la directora consigue atrapar lo esencial de la obra y, sobre todo, traducir en imágenes la atmósfera malsana que empapa cada página del libro.

El cine de Ramsay es impresionista, parco en palabras, pero rico en sensaciones. Con un especial gusto por los

Tenemos que hablar de Kevin

Tenemos que hablar de Kevin

desenfoques, el contraste cromático y el uso irónico de la música, la prioridad de la cineasta no es, ni mucho menos, que te sientas cómodo. Al igual que ocurría en la novela, no te esperes lugares comunes ni mensajes complacientes.

De cualquier modo, la película no sería la misma sin la presencia de Tilda Swinton. Esta actriz que no conoce el término ‘sobreactuar’ dota al personaje de los matices necesarios y realiza un trabajo que merecía figurar entre las candidatas al Oscar de este año. Sirva como ejemplo la escena final, en la que la madre del monstruo ajusta definitivamente las cuentas con su criatura, un duro proceso al que hemos asistido durante todo el metraje y del que Swinton nos hace testigos privilegiados. A ella le perdonamos hasta haber dado a luz al mismísimo Anticristo.

Tenemos que hablar de Kevin se estrena en España el 16 de marzo.

Tags: , , , ,

Category: Críticas, Galerías

Comentarios (1)

Trackback URL | Comentarios RSS Feed

  1. Ricardo dice:

    Gran crítica para una gran película. Dices lo que hay que decir de la película en pocas palabras. Enhorabuena.
    Échale un vistazo a la mía, más extensa pero no por ello mejor (me ha gustado más la tuya, sinceramente xD)
    http://www.thecinefagos.com/tenemos-que-hablar-de-kevin-una-joya-sobre-la-culpabilidad/

Deja un comentario