‘Sinister': La maldición de los 8 milímetros

| 30 octubre, 2012 | 0 Comentarios

Fotograma de 'Sinister'

Fotograma de ‘Sinister’

Tranquilos, que da mal rollo. Sin embargo, como tantas películas de terror, ‘Sinister‘ se desinfla a medida que avanza el metraje. Básicamente porque sus guionistas han pretendido rizar el rizo, convirtiendo la película en algo predecible en lugar de sorprendente. Pero, por fortuna, ahí queda una primera mitad con alguna que otra secuencia de esas que uno recuerda sin poder reprimir un escalofrío.

El concepto del film vendría a ser un cruce entre ‘El resplandor‘, ‘Asesinato en 8 mm‘ y’ The Ring’. Un escritor en busca de un nuevo éxito no duda en engañar a su familia para mudarse y encontrar inspiración en una casa en la que se perpetró el asesinato de una familia. La musa no tarda en llegar, porque el tipo descubre en el desván una caja de cartón repleta de grabaciones en formato súper 8. Los títulos de cada una de ellas prometen jornadas familiares muy alegres y festivas, pero en realidad muestran con todo lujo de detalles el asesinato de diversas familias. Algunos de una inventiva espeluznante, como las que incluyen una cortadora de césped y una piscina.

Ethan Hawke en una imagen de 'Sinister'

Ethan Hawke en una imagen de ‘Sinister’

Y ahí reside el mayor acierto de la cinta: lo que más nos asusta es la pura maldad. Una que incluye en este caso no sólo el asesinato de inocentes sino su registro cinematográfico para atormentar al prójimo. Pero el suma y sigue del Hollywood de nuestros días no tarda en hacer acto de presencia. Y así el horror crudo y real de las snuff movies pronto se combina con lo sobrenatural, porque el abrumado escritor no tarda en descubrir una presencia fantasmal en cada una de las películas caseras. Un ente que pronto parece rondar la casa… y a su familia, como si de una maldición se tratase. Y es entonces cuando la historia comienza a dar síntomas de cansancio. La introducción de los siempre tan socorridos elementos mitológicos, lejos de aumentar la inquietud, acaban por anunciar prematuramente el inevitable desenlace de la historia, que a su vez  intenta coger desprevenidos a los espectadores con un giro argumental un tanto ridículo que, por supuesto, no desvelaremos.

Con todo, Sinister se deja ver con agrado si uno es incondicional del género, gracias a la lograda recreación de cada una de esas filmaciones macabras, el plato fuerte de la función. También hay que destacar el, como de costumbre, excelente trabajo de Christopher Young (Hellraiser, Arrástrame al infierno), autor de la desasosegante banda sonora, que en más de una ocasión consigue poner los pelos de punta del respetable con mayor eficacia que las propias imágenes del film.

Sinister

Sinister

Proyectado en competición oficial durante el pasado Festival de Sitges, el nuevo largometraje de Scott Derrickson nos ayuda a olvidar aquel espantoso remake de Ultimátum a la Tierra que dirigió tras la celebrada El exorcismo de Emily Rose. De hecho, Sinister se ha convertido rápidamente en un título muy apreciado por los aficionados, gracias a ese par de momentos de genuino terror que, muy probablemente, se traduzcan en alguna secuela. Teniendo en cuenta la frecuente crisis de ideas del género, es lógico que se tienda a sobrevalorar una cinta que logra ofrecer cierta frescura. Pero lo más importante es que, a pesar de sus defectos, es una película que puede recomendarse perfectamente para disfrutar en buena compañía esta noche de Halloween.

 

Tags: , , , , , , , , , , , ,

Category: Críticas, Destacados

Deja un comentario