‘Prometheus': la pretenciosa vuelta de Ridley Scott

| 6 agosto, 2012 | 0 Comentarios

PrometheusDurante los 33 años que han pasado desde que se estrenó Alien, el octavo pasajero; la figura del Xenoformo y el universo que la rodea se ha convertido en uno de los iconos de la historia del cine. En este tiempo, se ha transformado en una de las grandes franquicias de Hollywood. La primera película dirigida por Ridley Scott se ha convertido en un filme de culto. El director británico cambió para siempre el cine de ciencia-ficción con la introducción magistral de elementos del género de terror. Las secuelas que siguieron a la obra maestra de Ridley Scott aportaron para que el mito de Alien creciera. James Cameron y David Fincher mantuvieron el listón alto. Pero la franquicia se desinfló con Alien: Resurreción de Jean-Pierre Jeunet y, posteriormente, fue dilapidada por la sobreexplotación en Alien vs. Predator y la segunda parte.

Ahora Ridley Scott retoma la criatura, que le abrió las puertas del olimpo de los directores más admirados, preguntándose qué ocurrió al Space Jockey, de la primera entrega, -una línea argumental inexplorada en la saga-. Contestar esta interrogante, permite al director volver atrás en el tiempo para dar respuesta a los orígenes de Alien, algo más. Prometheus no se puede condiderar estrictamente un precuela. ¿De dónde viene Alien?, es el pretexto de la película, pero las interrogantes que plantea Ridley Scott son todavía más ambiciosas. No estamos seguros si era necesario montar una expedición arqueólogica sideral para buscar los orígenes de Alien. Para Ridley Scott está claro que no. No es suficiente. Y su objetivo es dar respuesta a la madre de las preguntas que se puede hacer el ser humano.

Los científicos Elizabeth Shaw (Noomi Rapace) y Charlie Holloway (Logan Marshall-Green) descubren el mismo mapa galáctico representado en varios culturas antiguas con elementos comunes. El mecenas Peter Weyland (Guy Pearce) confía en la interpretación de los arqueólogos, que es una invitación de los creadores de la humanidad a su planeta, y financia el viaje.

Del reparto destaca Michael Fassbender que hace de un androide. El actor consigue una gélida interpretación que se le presupone a un robot, a la vez que logra transmitir sentimientos propios del ser humano.

Uno de las razones para que Alien, el octavo pasajero, se la considere como una de las mejores películas de terror y de ciencia ficción es que guarda el misterio alrededor del Xenomorfo, lo que permitió evolucionar a lo largo de la saga. No creemos que los fans de la saga tengan las mismas inquietudes que Ridley Scott, antes de que el inmenso aparato de marketing despertara esta sed. El director contesta a estas preguntas que más o menos satisfará al espectador, pero plantea muchas más que quedarán sin respuesta que quedarán para el futuro.

Tags: , , , , , , ,

Category: Críticas, Galerías

Deja un comentario