‘Mátalos suavemente': Lecciones de vida americana

| 3 septiembre, 2012 | 0 Comentarios

Fotograma de la película 'Mátalos suavemente' con Brad Pitt

Fotograma de la película 'Mátalos suavemente' con Brad Pitt

En su anterior filme, El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford, el neozelandés Andrew Dominik acometía una enésima revisión de las convenciones del western y de una de sus leyendas. Este largo y pretencioso retrato del famoso forajido del Oeste americano, que murió traicionado a manos de sus propios hombres, terminaba asfixiado por la cargante tendencia de su director a rodar cada plano como si fuera a exhibirse en el MOMA de Nueva York.

Cartel en español de Mátalos suavemente con Brad Pitt como protagonista

Cartel en español de Mátalos suavemente con Brad Pitt como protagonista

En Mátalos suavemente, por suerte, Dominik va más al grano, y al espectador le queda claro en todo momento lo que quiere contar, aunque sólo sea porque al cineasta sólo le ha faltado poner rótulos luminosos para asegurarse de ello. “En Estados Unidos estamos todos solos” sentencia el asesino a sueldo interpretado por Brad Pitt, de nuevo productor y estrella principal en un filme de Andrew Dominik, con una frase que bien podría haber pronunciado Jesse James antes de morir.

La accion de Mátalos suavemente transcurre paralelamente a la campaña presidencial estadounidense de 2008, que culminó con la victoria de Barack Obama. Dos delincuentes inexpertos, perfectos representantes de la white trash americana, saquean una timba de póquer de un clan mafioso, un golpe que sacude los cimientos del crimen organizado de la ciudad y que provoca una crisis de confianza general que exige ser solucionada a cualquier precio. Jackie Cogan (Brad Pitt), un sicario con un particular código de conducta, recibe el encargo de encontrar y eliminar a los atracadores.

Planteada como una metáfora del capitalismo y los estragos de la recesión, esta adaptación de la novela de George Higgins nos muestra que las leyes que imperan el mundo del hampa no son tan diferentes a las que rigen el sistema financiero y económico mundial. Andrew Dominik dibuja un universo turbio y ultrapesimista en el que los gánsters también las pasan canutas para llegar a fin de mes y los asesinos a sueldo sufren los caprichos del mercado; unos pagan por los pecados de otros y los más desfavorecidos terminan en el matadero tras picar un cebo que les prometía que una parte de la riqueza era también para ellos.

Imagen de Mátalos suavemente

Imagen de Mátalos suavemente

Puntuada a modo de coro griego con los discursos tan esperanzadores como vacíos de unos McCain y Obama metidos en campaña, Mátalos suavemente subraya, sobre todo a través de las sentencias del personaje de Pitt, que detrás de los supuestos valores sobre los que se funda la sociedad americana sólo cuenta una cosa: el dinero. Tamaña revelación contentará a aquellos lectores de revista dominical que puedan sentirse algo culpables por disfrutar con una película tan ultraviolenta como ésta pero con un mensaje con el suficiente alcance político como para servir de coartada intelectual. Porque, aparte de sus ínfulas de lección de vida americana, el último trabajo de Andrew Dominik no deja de ser un ejercicio de neo-noir donde su director, al igual que hiciera en El asesinato de Jesse James, quiere darle otra vuelta al género. El problema es que el abuelo Scorsese, los papás Coen y el tío Tarantino lo han retorcido tanto en los últimos años que ya parece casi imposible girar más la tuerca. Violencia estilizada hasta la sublimación, diálogos interminables sobre lo humano y lo divino, estrellas de Hollywood con cara de orgasmo por estar haciendo cine de autor… Dominik coge lo mejor (o lo peor, según los gustos) de cada casa y nos lo presenta con la suficiente fuerza visual y ritmo narrativo para mantenernos enganchados durante todo el metraje. Todo tan eficaz, directo y adornado con grandes palabras como el mejor eslogan de una campaña presidencial.

Mátalos suavemente’ se estrena en España el 21 de septiembre.

Tags: , , , , , , , , ,

Category: Críticas, Galerías

Deja un comentario