‘Más allá de las colinas’: el silencio de Dios

| 15 diciembre, 2012 | 0 Comentarios

Fotograma de ‘Más allá de las colinas’

Fotograma de ‘Más allá de las colinas

Han pasado siete años desde que Cristian Mungiu causara una verdadera conmoción en el Festival de Cannes con ‘4 meses, 3 semanas y 2 días. Titulo imprescindible en cualquier lista de lo mejor de la anterior década, este tremendo relato sobre el aborto en la represiva sociedad de la Rumanía de Ceausescu reveló a un cineasta sobresaliente con un admirable control del tiempo fílmico y del encuadre cinematográfico. El clima de asfixia vital y de desesperación en el que vivían sus dos amigas protagonistas atrapaba al espectador, convertido en un testigo de excepción incapaz de despegarse del sufrimiento de los personajes. Con un uso sistemático del plano-secuencia, sin música ni filigranas de montaje, Mungiu conseguía crear una tensión casi insoportable muy acorde a la realidad sociopolítica que envolvía la historia.

Con Más allá de las colinas, el cineasta lleva este estilo depurado y preciso a una nueva dimensión, tanto por su alargado metraje –dura dos horas y media- como por la complejidad de su tema. Inspirada en el hecho real de una monja que apareció muerta en un monasterio ortodoxo de Moldavia tras haber sido sometida a un exorcismo en el verano de 2005, Más allá de las colinas también se centra en dos personajes femeninos desamparados y obligados a apoyarse mutuamente en un mundo hostil.

Alina (Cristina Flutur) y Voichita (Cosmina Stratan) crecieron juntas en un orfanato de la época del dictador Ceausescu, donde forjaron una relación que, según sugiere el filme, fue más allá de la amistad. Una vez fuera, y enfrentadas a la vida real, cada una opta por un camino diferente. Mientras Aina probó suerte en Alemania donde ha malvivido en diferentes trabajos, Voichita decidió hacerse monja y refugiarse en un monasterio ortodoxo en las montañas dirigido por un Pope castrador para el que hasta respirar es pecado. Agobiada por la soledad, Alina vuelve a Rumanía con la esperanza de llevarse a su amiga con ella y recomenzar una vida juntas. Sin embargo, la llegada de la intrusa al cerrado y establecido universo del monasterio desencadena una serie de acontecimientos que acabarán en tragedia.

Cosmina Stratan y Cristina Flutur, protagonistas de 'Más allá de las colinas'

Cosmina Stratan y Cristina Flutur, protagonistas de ‘Más allá de las colinas

EnMás allá de las colinas, cuyo guión y actrices principales fueron galardonados en Cannes, el ojo censor del régimen comunista de ’4 meses, 3 semanas y 2 díases sustituido por el aún más omnipresente ojo de Dios, representado por un Pope como garante de la virtud y repartidor de culpas. La tensión surge en esta ocasión por la imposible aclimatación del personaje de Alina a ese ambiente opresivo en el que su amiga ha decidido vivir para hallar la salvación, una redención que ella sólo puede encontrar en el amor de su compañera.

Pero Mungiu no pretende hacer una crítica fácil a los peligros de la religión. En contraste con el atemporal, austero y, a su modo, acogedor mundo del convento, lo que ocurre fuera de sus muros se presenta como un lugar igualmente inhabitable, caótico, donde los médicos y las familias de acogida no son precisamente un remedio al silencio de Dios. Si la religión puede crear verdaderos monstruos, la realidad cotidiana, en la que los hijos matan a sus madres para colgar el vídeo en internet, crea a su vez un caldo de cultivo idóneo para abrazar por desesperación la más monstruosa de las creencias.

Más allá de las colinas‘ es en realidad una inconfesa película de terror, al igual que lo era ‘Los Santos Inocentes’, donde el horror no surge de una presencia paranormal sino del más duro e insoportable reino terrenal, un espacio que, rodado por la rigurosa cámara de Mungiu, adquiere siempre un matiz especialmente incómodo y perturbador. Viendo el impactante plano-secuencia que cierra el filme a uno no le quedan dudas: exista o no, Dios ahoga pero bien. Por suerte, nuestra fe en el talento de Cristian Mungiu permanece intacta.

Tags: , , , , ,

Category: Críticas, Destacados

Deja un comentario