‘Los juegos del hambre': El señor de las moscas en clave de Orwell

| 17 abril, 2012 | 0 Comentarios

Imagen de Los juegos del hambre con Jennifer Lawrence

Imagen de Los juegos del hambre con Jennifer Lawrence

Como decía George Orwell “La guerra es la paz. La libertad es la esclavitud. La ignorancia es la fuerza”. Así recogía este escritor en ‘1984’, una de sus obras maestras, su pensamiento político acerca de los totalitarismos. Uno de los mejores alegatos en favor de la libertad del individuo que se han podido leer en años y que décadas después se ha convertido en la base argumental de uno de los best-sellers más vendidos de este año escrito por Suzanne Collins, ‘Los juegos del hambre’.

Lejos de ser una falacia y de caer en comparaciones absurdas, Los juegos del hambre se nos presenta como un manifiesto en favor del amor y en contra de los sistemas políticos opresores y la influencia de los medios de comunicación. Salvando las distancias con el discurso del Premio Nobel, Suzanne Collins ha dado el pelotazo con uno de los libros más leídos desde que en 2008 apareciera la primera entrega de la trilogía. Los datos son abrumadores. Los dos primeros libros vendieron más de dos millones de ejemplares sólo en Estados Unidos. Mientras que la tercera parte superó dicha cifra en apenas unos meses. Viendo el éxito alcanzado, las compañías cinematográficas se frotaban las manos para adaptar al cine una de las historias literarias más codiciadas del momento. Y finalmente, con Collins como guionista de la cinta nos llega la que probablemente sea el fenómeno adolescente del año.

En Estados Unidos ya se ha convertido en todo un acontecimiento fan siendo la película más taquillera por cuatro semanas consecutivas y con una recaudación de más de 260 millones de dólares. Sus protagonistas ya son ídolos de adolescentes que arrasan allá por donde van. Y son muchos los que comparan el éxito de la saga con otras de gran éxito como ‘Crepúsculo’ o ‘Harry Potter’. Y es que los ingredientes varían poco.

Protagonizada por Jennifer Lawrence, Liam Hemsworth y Josh Hutcherson, la película narra la lucha por la supervivencia de adolescentes elegidos para defender su vida en Los juegos del hambre. Una tradición que responde al régimen impuesto por el poder tiránico del Capitolio, que tras un pasado de guerras mantiene a la población en la mayor de las miserias y bajo la política del miedo y la represión. Sólo Katniss Everdeen (Jennifer Lawrence) elegida para representar a su distrito en esos juegos intentará evadir el poder establecido y sobrevivir según las normas que se le imponen. A través de un espectáculo televisado los adolescentes tendrán que enfrentarse a inclemencias y a sus propios compañeros para sobrevivir, pues sólo podrá quedar uno.

Bajo este cúmulo de frentes abiertos se nos presenta el argumento de Los juegos del hambre. Una mezcla de represión de libertades, denuncia política y manipulación mediática, aderezado con importantes dosis de romance adolescente para llegar al público elegido. Así es la primera entrega de esta saga que promete hacerse con la taquilla. Algo más de dos horas de aventuras en la que se mezcla la estética retrofuturista con lo peor de los realities televisivos. Un Gran Hermano que dispara a todo. Un señor de las moscas que atenta a la supervivencia y que se desmarca de la saga de vampiros con las que muchos tienen a bien compararla. Los juegos del hambre encierra algo más, aunque a veces peque de recatada. Ni tanta violencia, ni tanto amor podréis ver en esta película cuya banda sonora cuenta con Arcade Fire y Taylor Swift entre sus filas. Y es que, parece claro a quién va dirigido este producto. El director Gary Ross se pone al frente de esta cinta que llega este viernes 20 de abril a la cartelera y que seguro hará las delicias de los seguidores de la trilogía de Suzanne Collins. Las siguientes dos entregas están más que aseguradas.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Category: Críticas

Deja un comentario