‘Her': el amor en los tiempos del iPad

| 11 febrero, 2014 | 0 Comentarios

Joaquin Phoenix protagoniza 'Her'

Joaquin Phoenix protagoniza ‘Her’

En Los Ángeles, en un futuro cercano, Theodore (Joaquin Phoenix) trabaja en una empresa ultramoderna escribiendo cartas de amor para personas que han perdido la capacidad de expresar sus propios sentimientos. Solo con su voz, sin necesidad de utilizar las manos, Theodore activa su ordenador y su dispositivo móvil, abre sus ficheros, cambia de canción en su reproductor… Solitario y taciturno, ensimismado y aislado por los auriculares de un mundo lleno de otros zombis que hablan solos con sus aparatos, Theodore regresa a casa cada día después de su jornada laboral para seguir con otro ritual de acciones en las que el tacto parece proscrito, incluso en algo tan íntimo como el sexo. Esta rutina repleta de simulacro y de sensaciones vicarias se ve alterada cuando Theodore adquiere un nuevo sistema operativo para su ordenador cuya voz (Scarlett Johansson), que se autonombra Samantha, e inteligencia lo hacen prácticamente humano. Secretaria, confidente y, sobre todo, compañera en su soledad, Samantha acaba siendo tan especial para Theodore que inicia con ella una relación amorosa, un idilio que, a pesar de lo inusual de la situación, acaba repitiendo el mismo patrón que otra historia del pasado.

El alcance metafórico, metafísico y metatodo de esta curiosa premisa le sirve a Spike Jonze (Adaptation, Cómo ser John Malkovich) para conjeturar sobre la verdadera naturaleza del amor, la condición humana, la búsqueda de la felicidad en el mundo moderno y otros muchos temas de difícil (o fácil, según a quién preguntes) respuesta. Her plantea tantos interrogantes, abre tantas líneas de reflexión que hasta da vértigo. ¿Está el hombre programado para cometer los mismos errores?, ¿puede existir el amor, ya no sin sexo, sino sin cuerpo?, ¿es la falta de amor la que nos lleva a refugiarnos en los aparatos tecnológicos?, ¿sueñan los androides con ovejas eléctricas?… Esta riqueza de lecturas es quizás lo más interesante de esta historia romántica con toques de ciencia-ficción con la que Jonze consigue hacer creíble que alguien se enamore de una voz, a lo que ayuda sin duda una excelente Scarlett Johansson, sustituta a última hora de Samantha Morton, actriz inicialmente prevista para encarnar al sistema informático que, sin embargo, ha mantenido su nombre. Cualquiera que haya sufrido esa cosa llamada amor no necesitará de complicados algoritmos para verse reconocido en su descripción de las distintas fases de una relación.

Amy Adams es la confidente de Joaquin Phoenix en 'Her'

Amy Adams es la confidente de Joaquin Phoenix en ‘Her’

Sin embargo, todo lo sugerente que tiene Her a nivel temático, resulta igualmente irritante a nivel formal y narrativo. A Jonze le pierden las ganas de hacer una película bonita a toda costa, por mucho que intente maquillarlo con toques de sensibilidad hipster. Que suene Arcade Fire en vez de Michael Bolton, que los protagonistas sean escritores o diseñadores de videojuegos, no vistan de Prada y tengan la sensibilidad de un Emo no evita que todo parezca igual de moña y calculado que una película romántica más convencional. Es especialmente chocante la poca imaginación de Jonze a la hora de retratar el despertar del AMOR, con mayúsculas, y capturar tanto los instantes de efímera felicidad como los de absoluta soledad. Observar desde la ventana a tu pareja dormida en la cama, apoyar la cabeza en la ventana del metro mientras escuchas una canción triste, ver un atardecer en la playa… nos suena, ¿verdad?  Her termina siendo tan autoconsciente y tramposa en sus intenciones de ser la película romántica definitiva para usuarios de Mac que roza el ‘coixetismo’. Sí, de Isabel.

Her se estrena el 21 de febrero.

Nominada a cinco Oscar, incluido Mejor Película.

 

Tags: , , , , , ,

Category: Críticas, Galerías

Deja un comentario