El hombre de las sombras: Gato por liebre

| 10 enero, 2013 | 0 Comentarios

Jessica Biel protagoniza 'El hombre de las sombras'

Jessica Biel protagoniza ‘El hombre de las sombras

Tratándose de un esfuerzo colectivo tan costoso, la gran mayoría de las películas suelen tener valores, por mucho que le pese a los llamados haters, una especie, lamentablemente, cada vez más numerosa. Así que, ¿se puede encontrar algo positivo en una cinta tan desafortunada como ‘El hombre de las sombras? Bueno, para empezar, está bien rodada, lo cual es de agradecer. Por otro, es una cinta que logra mantener cierta tensión, algo que evidentemente buscarán la mayoría de espectadores que pasen por taquilla. Ahora bien, su mayor problema es que no es ni mucho menos lo que parece. Algo que, quizá tratándose de algún otro género, podría constituir una virtud, pero en este caso acaba por ser lo contrario. Y es que bajo la fachada de un thriller se esconde una más bien cuestionable reflexión sociológica sobre la formación infantil en zonas deprimidas.
Imagen de 'El hombre de las sombras'

Imagen de ‘El hombre de las sombras

Y hasta ahí podremos leer sin destriparle a nadie la película por completo. Y es que ésta es una de esas historias cuyas cartas van destapándose  poco a poco, pero donde uno, finalmente, no puede evitar sentirse embaucado en lugar de sorprendido por la apuesta narrativa de la cinta, claramente tramposa. Un intento de manipular con habilidad el espectador que a mitad de proyección no sólo deja al descubierto el truco, sino que apenas puede disimular lo burdo que resulta. Y eso que sus responsables se han esmerado y mucho por ofrecer al espectador un producto de calidad, bien fotografiado y estupendamente ambientado, con un reparto solvente y un planteamiento prometedor, en torno a la desaparición de niños en un pueblo minero sumido en una depresión económica sin solución a la vista.
Jessica Biel en un fotograma de 'El hombre de las sombras'

Jessica Biel en un fotograma de ‘El hombre de las sombras

En cuanto la protagonista sufre el secuestro de su retoño, la cinta no tarda demasiado en regalarnos un primer giro argumental que, aunque no echa a perder del todo la función, anuncia lo peor. Y, efectivamente, una segunda vuelta de tuerca revela las verdaderas y muy serias intenciones de sus responsables, dejando el filme más cerca del ridículo que del entretenimiento prometido inicialmente. De esta forma, Pascal Laugier vuelve a conseguir otra obra controvertida, aunque en esta ocasión no por las dosis de violencia explícita de su anterior y muy temida ‘Martyrs‘, sino por dar gato por liebre a la audiencia, un verdadero pecado en estos tiempos que corren, en los que ni nos sobra el dinero ni el cine está precisamente barato.

Tags: , , ,

Category: Críticas, Galerías

Deja un comentario