‘Blue Valentine': las punzadas del desamor indie

| 22 febrero, 2013 | 0 Comentarios

Ryan Gosling y Michelle Williams en una imagen de 'Blue Valentine'

Ryan Gosling y Michelle Williams en una imagen de ‘Blue Valentine’

Aunque se coló en algunas categorías en las nominaciones a los Oscar y los Globos de Oro de hace dos años, lo cierto es que Blue Valentine nos llega precedida por ese halo de misterio que despiertan las películas con la etiqueta independiente sobre sus espaldas. Sus imágenes con tonos pálidos y sus largos planos-secuencia indican desde el primer minuto que no estamos ante un drama romántico al uso.

Poco queda ya por contar acerca de las relaciones de pareja, las muchas idas y venidas y el amor y el desamor en las innumerables películas que hay dentro de este género. Pero es de justicia decir que Blue Valentine se presenta como una historia sincera, sin aditivos e incluso repulsiva por momentos. Tan diferentes son las sensaciones que despierta, que es ahí donde radica el atractivo de esta cinta con una pareja protagonista excelente que soporta todo el peso de la historia.

Ryan Gosling durante una escena de 'Blue Valentine'

Ryan Gosling durante una escena de ‘Blue Valentine’

Ryan Gosling y Michelle Williams nominados a un Globo de Oro y premio Oscar respectivamente por este trabajo retratan a la perfección los diferentes estados por los que pasa una relación de pareja. Desde la pasión más desmesurada, al atontamiento propio de los primeros días, hasta el asueto y el odio de una relación rota que navega hacia la deriva.

Así es Blue Valentine, una historia de amor deshecha contada a través de saltos en el tiempo. Es precisamente esto lo que más punzadas clava en el espectador, que a pesar de notar la indiferencia que reina entre la pareja, se esfuerza por recomponer los pedazos rotos de lo que algún día fue. Pasa del amor al odio en apenas instantes, casi sin dar tiempo a entender qué le sucede a los protagonistas para experimentar tales sentimientos encontrados.

Michelle Williams es Cindy en 'Blue Valentine'

Michelle Williams es Cindy en ‘Blue Valentine’

Además de las impecables interpretaciones de Gosling y Williams hay que destacar el guión del director Derek Cianfrance, aclamado documentalista y realizador de televisión que se atreve con su segundo largometraje. El primero fue Brother Tied, título independiente de 1998 con el que Cianfrance debutaba como director de largometrajes de ficción. Hasta 57 veces tuvo que reescribir el guión de Blue Valentine que estuvo guardada en un cajón durante años. Fueron los hermanos Westein, productores de cabecera de directores como Tarantino o Spielberg quienes decidieron lanzarse a la piscina con este guión arriesgado y fuera de los estándares de Hollywood.

De este modo llega hasta nuestra cartelera y después de dos años de su estreno en Estados Unidos una cinta que peca de sincera y duele por lo manipuladora que resulta a ojos del espectador. Como ya ocurriera con la también magnífica Revolutionary Road donde Leonardo DiCaprio y Kate Winslet crean un retrato muy acertado de los conflictos durante el matrimonio, Blue Valentine escarba en los sentimientos de sus protagonistas dejándolos a juicio del público. Todo un acierto por parte de Derek Cianfrance que ha sabido darle una nueva vuelta de tuerca a las relaciones de pareja trasladadas al cine sin caer en lugares comunes más allá de la vida misma. Para ver romances de película busquen en otra estantería, porque Blue Valentine les mostrará los más bajos instintos dejando a un lado el adulterado dulce sabor de boca que producen las historias de amor al uso. Más de uno se lo agradecemos.

Tags: , , , , , , ,

Category: Críticas, Destacados

Deja un comentario