Blancanieves (Mirror, Mirror): un huevo Kinder con envoltorio de colores

| 23 marzo, 2012 | 0 Comentarios

Blancanieves (Mirror, Mirror)

Blancanieves (Mirror, Mirror)

Espejito, espejito… Aquí tenéis la que probablemente sea una de las comedias más destacables del año. De la mano de Tarsem Singh director de las cuestionables Immortals y La celda, nos llega Blancanieves (Mirror, mirror) una adaptación de lo más alocada y vanguardista que hayáis podido ver del clásico cuento de la famosa princesa.

Parece que éste será el año de los grandes clásicos de fantasía. Series como Érase una vez o las otras revisiones del cuento de Blancanieves por Rupert Sanders con Charlize Theron y Pablo Berger con Maribel Verdú como excepcionales madrastras lo corroboran. Y es que parece que este va a ser declarado como el año de Blancanieves. No es para menos. La fiebre que ha suscitado esta princesita de cuento nos lleva a encontrarnos con la primera de las entregas dedicadas a esta jovencita.

Julia Roberts en Mirror, Mirror

Julia Roberts en Mirror, Mirror

Mirror, Mirror es un huevo Kinder. Nos llega envuelta en papel de colores y con sopresa dentro. Muchos abalorios y unos protagonistas que a priori dan pereza poco a poco van levantando la historia sujeta por andamios en los que se mezcla la comedia de risa fácil con la fastuosidad de las imágenes. Una sobredosis de extravagancia que encaja perfectamente con el público ansioso de ver algo nuevo al mismo tiempo que reconoce la mítica historia del cuento. Un doble juego al que el espectador se presta desde el mismo momento en el que se apagan las luces de la sala.

Blancanieves y los siete enanitos

Blancanieves y los siete enanitos

Así es Blancanieves (Mirror, Mirror), un festival de colores y guiños continuos, sencillos, absurdos, con la única pretensión de entretener y encantar a todo aquel que quiera verla. Y vaya si lo consigue.

Ver a la encorsetada Julia Roberts fuera de su ámbito de comedias románticas que dominaba a la perfección en los 90 metida en la piel de la malvada madrastra, no tiene precio. La actriz se deja la piel literalmente en un papel que le va a la perfección. Por su parte, la cándida Blancanieves es interpretada por la joven actriz Lily Collins. A pesar de sus profundas y oscuras cejas la actriz da el callo como Blancanieves que tiene que lidiar con unos enanitos algo alternativos a la versión oficial.

El príncipe encantado está interpretado por Armie Hammer, que después de su aparición en La red social de David Fincher no ha parado de trabajar en grandes producciones. La última, El Llanero solitario junto a Johnny Depp.

Julia Roberts es la malvada madrastra en Mirror, Mirror

Julia Roberts es la malvada madrastra en Mirror, Mirror

El clásico cuento se reinventa en esta versión de Tarsem Singh que mete en una coctelera varios ingredientes. El guión de los hermanos Grimm en manos de Melissa Wallack y Jason Keller. Un vestuario de lo más estrafalario del mismo diseñador de La celda, Immortals o El sueño de Alejandría, el japonés Eiko Ishioka y una música con toques Bollywood.

Todo un descubrimiento en el que se han utilizado los trazos típicos de Singh en su justa medida y con aplomo dando lugar a un cuento interesante y divertido y a un duelo destacable entre las actrices veteranas y las nuevas generaciones. Interesante punto de vista que nos ofrece el director de Immortals en la que probablemente sea la mejor adaptación del cuento de los hermanos Grimm este año. Veremos qué nos deparan las demás, pero el listón está muy alto.

Tags: , , , , , ,

Category: Críticas, Destacados

Deja un comentario