2 Guns: Un festival de tiros en una buddy movie de bajos vuelos

| 16 septiembre, 2013 | 0 Comentarios

Mark Wahlberg y Denzel Washington son la pareja protagonista de 2 Guns

Mark Wahlberg y Denzel Washington son la pareja protagonista de 2 Guns

La adaptación cinematográfica que Baltasar Kormákur ha hecho del cómic homónimo 2 Guns de Steve Grant contiene la receta de tópicos por la que debe apostar cualquier producción del cine de acción.

Fotograma de 2 Guns con Denzel Washington y Mark Wahlberg

Fotograma de 2 Guns con Denzel Washington y Mark Wahlberg

El realizador islandés ha organizado una fiesta a la que ha invitado a toda la casta corrupta de la sociedad, donde no falta ni la policía, ni la CIA, ni la agencia naval norteamericana. Un entramado corrompido por el vicio y en el que todos persiguen un mismo objetivo: un botín de 43 millones de dólares. Una película que debería sacarnos de nuestras insípidas vidas, evadiéndonos de nuestra supuesta realidad insustancial. ¿Lo consigue? Ni por asomo, ya que nos encontramos ante el film de siempre.

La única nota de color la ponen las dos estrellas que protagonizan la cinta: Denzel Washington y Mark Wahlberg. A pesar de que el veterano actor ganador de dos Oscar últimamente nos regale la misma clase de actuaciones una y otra vez –encarnando personajes que comparten multitud de similitudes- Washington es capaz de esbozar una sonrisa burlona o arquear una ceja para demostrarnos que es el tipo más astuto de la ciudad. Por eso, y dejando a un lado que se encuentra en un momento de su carrera un tanto estancado, el actor se enfunda en la piel de un agente de la DEA infiltrado que es perro viejo, bregado en mil batallas, y lo hace con una naturalidad de la que pocos pueden hacer gala. Su química con Mark Wahlberg va más allá de la pantalla, interpretando éste a un oficial naval de inteligencia encubierto. El protagonista de Boogie Nights ya había trabajado con Kormákur en Contraband (2012), motivo por el cual el director no dudó en contar con él para su última obra.

Denzel Washington y Paula Patton en 2 Guns

Denzel Washington y Paula Patton en 2 Guns

La buena sintonía que se establece entre ambos actores es uno de los mejores aciertos de la película. Un intento de homenaje a la buddy movie que recuerda a otros films como Tango y Cash (1989, Andrey Konchalovskiy), donde la trama principal de la historia se centra en la relación entre los dos protagonistas. Sus interpretaciones, repletas de licencias dramáticas que se aceptan en esta categoría de películas, les permite desplegar una vis cómica que se convierte en una constante a lo largo de todo el largometraje. La química existente entre Washington y Wahlberg se hace patente en cada una de las secuencias del film, lo que denota que se lo tuvieron que pasar en grande a la hora de rodarla. Sus dos personajes desprenden ese aire gamberro y chulesco necesario para cumplir con un cometido recurrente en tantas otras películas.

Lo peor: el argumento y su desarrollo. La dinámica entre Wahlberg y Washington difumina casi por completo una trama en la que un agente de la DEA y un oficial naval de inteligencia –los dos protagonistas- deben robar un banco donde se guardan todas las riquezas de un narcotraficante. Ambos personajes se hacen pasar por ladrones, ocultando su verdadera identidad al otro. La situación se complica cuando, después de haber llevado a cabo el robo, descubren que se han adueñado de una enorme cantidad de dinero que pertenece a la CIA. A partir de ese momento, los dos infiltrados revelan su auténtica profesión, y comienza el juego que todos conocemos. Lo coches derrapan entre nubes de polvo; los cargadores de balas no dan a basto; aparecen líos de faldas (cómo no) y las líneas de diálogo más ingeniosas hacen acto de presencia cuando el peligro acecha. Todo ello sazonado con unos personajes secundarios de cartón piedra, cegados por lograr hacerse con el trofeo que suponen los 43 millones de dólares. De entre toda esa corte de secundarios superfluos, Bill Paxton es el único que ofrece una correcta recreación como jefe de la CIA. Cruel e implacable.

Un sonriente Denzel Washington muestra su cara de malo en 2 Guns

Un sonriente Denzel Washington muestra su cara de malo en 2 Guns

Kormákur narra a ritmo rápido, con un compás casi frenético que no permite tregua con el espectador. No hay secuencia para el descanso. Los giros que da la historia se pronostican con antelación, pero encajan con las perspectivas que uno tiene cuando va al cine para disfrutar de una de acción. En su desenlace, como no podía ser de otra forma, llueven todas las balas habidas y por haber. Un final tan espectacular como previsible.

Para los amantes de las películas de este género, puede acabar siendo una película divertida y amena, para ir a ver con amigos y reírte con los comentarios jocosos de Wahlberg y Washington.

A mí, me aburrió solemnemente.

2 Guns se estrena en toda España el 27 de septiembre de 2013.

Tags: , , , , , , , ,

Category: Críticas, Destacados

Deja un comentario